Si no observa adecuadamente este mensaje, haga por favor click aquí

MINLUZNACIONES
Boletín Internacional
MÁS INTIMIDAD CON JESÚS

 

MÁS INTIMIDAD CON JESÚS

EL ACEITE FRAGANTE DE LA ADORACIÓN

 

La unción de Betania*.

Devoción, adoración e intimidad- tres palabras llenas de propósito y significado, las cuales deben influenciar el núcleo de nuestro ser, si es que pensamos tocar el corazón mismo de Cristo.

¡Escuchen! Cuando tenemos una iglesia de gente apasionada, experimentando su primer amor y persiguiendo la presencia del Señor, entonces viviremos la presencia de Dios entre nosotros y cuando la presencia del Señor cae sobre nosotros, todas las demás  cosas suceden; liberación, sanidad, restauración, perdón y limpieza. Pero con frecuencia los creyentes se encuentran luchando contra Dios, se sienten atascados, tratando de hacer que ÉL se encargue de sus necesidades, en lugar de tan sólo buscar un abrazo de ÉL y experimentar SU presencia.

Agarrarnos de la esquina del las vestiduras de Jesús y estimarlo a él por encima de todo lo demás, libera los propósitos de Dios en el lugar de nuestras vidas.

 “ Estando Jesús en Betania, en casa de Simón el leproso, se le acercó una mujer con un vaso de alabastro de perfume muy costoso, y lo derramó sobre la cabeza de él, que estaba sentado a la mesa. Al ver esto, los discípulos se enojaron y dijeron: --¿Para qué este desperdicio?, pues esto podía haberse vendido a buen precio y haberse dado a los pobres. Al darse cuenta Jesús, les dijo: --¿Por qué molestáis a esta mujer? Lo que ha hecho conmigo es una buena obra, porque siempre tendréis pobres con vosotros, pero a mí no siempre me tendréis, pues al derramar este perfume sobre mi cuerpo, lo ha hecho a fin de prepararme para la sepultura. De cierto os digo que dondequiera que se predique este evangelio, en todo el mundo, también se contará lo que esta ha hecho, para memoria de ella.” 
(Mateo 26: 6-13)

 

Ahora quiero que lo vea desde otra perspectiva concerniente al mismo evento, encontrado en (Lucas 7:36-48). Aunque la cita en Lucas no menciona que Jesús fue ungido con aceite fragante para prepararlo para la sepultura, algunos estudiosos de la Biblia creen que la citas de Mateos y Lucas son una sola y se desarrollan en una misma escena. De la misma manera, pareciera que Simón el leproso y Simón el fariseo no son la misma persona, más los estudiosos de la palabra creen que él fue aquel fariseo a quien Jesús sanó de lepra.

   
           
Uno de los fariseos rogó a Jesús que comiera con él. Y habiendo entrado en casa del fariseo, se sentó a la mesa. Entonces una mujer de la ciudad, que era pecadora, al saber que Jesús estaba a la mesa en casa del fariseo, trajo un frasco de alabastro con perfume; y estando detrás de él a sus pies, llorando, comenzó a regar con lágrimas sus pies, y los secaba con sus cabellos; y besaba sus pies y los ungía con el perfume. Cuando vio esto el fariseo que lo había convidado, dijo para sí: «Si este fuera profeta, conocería quién y qué clase de mujer es la que lo toca, porque es pecadora». Entonces, respondiendo Jesús, le dijo: -Simón, una cosa tengo que decirte. Y él le dijo: --Di, Maestro.     --Un acreedor tenía dos deudores: uno le debía quinientos denarios y el otro, cincuenta. No teniendo ellos con qué pagar, perdonó a ambos. Di, pues, ¿cuál de ellos lo amará más? Respondiendo Simón, dijo: --Pienso que aquel a quien perdonó más. Él le dijo: -Rectamente has juzgado. Entonces, mirando a la mujer, dijo a Simón: --¿Ves esta mujer? Entré en tu casa y no me diste agua para mis pies; pero ella ha regado mis pies con lágrimas y los ha secado con sus cabellos. No me diste beso; pero ella, desde que entré, no ha cesado de besar mis pies. No ungiste mi cabeza con aceite; pero ella ha ungido con perfume mis pies. Por lo cual te digo que sus muchos pecados le son perdonados, porque amó mucho; pero aquel a quien se le perdona poco, poco ama.  Y a ella le dijo: --Tus pecados te son perdonados.”
(Lucas 7: 36-48)

 

La primera cosa que hay que notar está en el verso 37: “ He allí, una mujer” (Lucas 7:37). - Y esa mujer es tipo de La verdadera novia desposada de CRISTO, SU AMADA IGLESIA - Aleluya! -.

Aunque no se menciona su nombre, algunos expertos en la Biblia creen que se trataba de Maria, la hermana de Marta y Lázaro. Ella estaba llena de tanta pasión por Jesús que aún pudo confrontar y retar todo el formalismo, el protocolo cultural (programa) y familiar. Ella fue mas allá de su dignidad y de cualquier miedo concerniente a lo que los demás pudieran pensar de ella. La pasión de Maria ardía tan fuerte en su corazón, que nada la separaría de los pies de su maestro.
El corazón de María no estaba dividido. La Biblia nos dice que cuando su hermana Marta recibió a Jesús en su casa, Maria le dio toda su atención y devoción. Por otra parte su hermana Marta estaba completamente distraída con pequeñas cosas  de manera que apresuraba a Maria a que se levantara y ayudara con el trabajo de la casa. (Lucas 10:38-42) Sin embargo María no le prestó atención a las cosas que quizás debían hacerse y resistió la tentación de ocuparse pues estaba satisfecha con lo que estaba haciendo para Dios, y esto era estar cerca de él , buscando su rostro y escuchando su voz.

 

La verdadera Devoción libera la verdadera adoración

¿Sabes porque María era una mujer con tanta pasión? Era porque Maria sabía que había sido rescatada de un pozo de perversidad espiritual y  oscuridad. Ella sabía que el amor y la misericordia  de Dios  le habían perdonado su gran pecado. María estaba endeudada de por vida con el Señor Jesucristo. Ella sabía qué era vivir una vida sin Dios. Yo creo que ella fue a la casa de los fariseos a visitar a Jesús debido a su gran amor y devoción hacia él. Fue como si ella se hubiese dicho así misma; “Tengo tal pasión por Jesús, pues he conocido el amor y perdón que he encontrado en él, que tan sólo quiero ir y darle las gracias”. Ella ni siquiera se imaginaba el significado profético que tenía el ungir a Jesús para su funeral. En realidad, toda su motivación provino de un corazón ardiente por su rey; la gratitud y la adoración a Jesús la llevaron a su lado. Dios desea que tengamos esa misma pasión intensa en nuestros corazones hacia él. 

 

Ahora…¿Cómo podemos derramar nuestra pasión? Una forma de hacerlo es que NUNCA nos olvidemos del pozo de oscuridad del cual Jesús nos sacó gracias a su gran misericordia y amor hacia nosotros. ¿Sabes algo acerca de Simón?...
El no era un hombre apasionado. En realidad, cuando Jesús le dio a Simón la parábola sobre los dos deudores (Lucas 7:40-42), era porque estaba comparando la pasión de Simón con la pasión de María. Aquí esta lo que Jesús en realidad quiso decir : “Simón, porque no sabes nada acerca de cómo tener pasión, no fuiste el que me ungió mi cabeza con aceite. Tú no fuiste el escogido para que ungiera mis pies. Tú  no fuiste el que secó mis pies con su cabello y luego los besó. Mas aún, esta mujer no ha cesado de besar mis pies pues recuerda el pozo del cual yo la saqué. Mas por ser un fariseo crees que  eres muy religioso y que todas las cosas exteriores están en su lugar que no necesitas mi misericordia. Esto prueba que no tienes una revelación de tu necesidad por mi misericordia y amor. Esta es la razón por la cual no tienes pasión.  No tienes la revelación que necesitas para ser perdonado.

 

Simón no creía que necesitaba ser perdonado por alguna cosa pues era una fariseo. El era religioso. María conocía su necesidad, mientras que él no.  Ella sabía que estaba en deuda (Gratitud), pero Simón no. Es lamentable que muchos en el cuerpo de Cristo han olvidado que están en deuda con Jesús. Ellos han olvidado el pozo del cual Dios los sacó. Esta es la razón por la cual el fuego y la pasión por Jesús  ya no arden en sus corazones, como cuando fueron salvados por primera vez y él era su primer amor. Esto es lo que sucede en este pasaje. Aquí se puede ver el ejemplo de un hombre que no tiene un entendimiento de la pasión, adoración, devoción y gratitud pues sólo confiaba en su religión. El creía que había sido salvado hacía mucho tiempo y que ya lo tenía todo, su copa lucía muy bien por fuera! Con su orgullo espiritual intacto , le pregunta a Jesús: “Acaso no sabes que tipo de mujer es esta?” Es como si Simón estuviera diciendo: “ Hey! Tú estás conmigo en este momento, acaso no conoces las maneras de esa mujer? Y Jesús se volteó y tan sólo le respondió: “¿Simón, acaso no sabes que clase de hombre eres? ¿No conoces la deuda del amor, la deuda que te hace esclavo a tu amo por siempre a causa del perdón que has encontrado en mí?”. Simón simplemente no tenia esta revelación.

Ahora, démosle un vistazo al verso 37. Allí dice que ella trajo un frasco de alabastro con perfume. La primera cosa acerca del aceite fragante (llamado nardo), es que era muy costoso y sólo se usaba para ocasiones especiales. De hecho, era tan costoso que valía 300 denarios, lo que hoy sería 12 meses de salario. Mas, María no escatimó en gastos, su gran amor por Jesús solo podría ser expresado por medio de darle a Jesús aquello que era su mas preciosa y costosa posesión. De la misma manera este acto de devoción de requería que ella rompiera el frasco de alabastro para que el aceite fragante se derramara, este es un acto que simboliza su quebrantamiento ante el Señor. Mientras María secaba los pies de Jesús con su cabello, podemos sentir sus emociones, sus sollozos apasionados, sus lágrimas mezclándose y espaciándose junto con el precioso nardo. ¡Cuán intimo!...el aroma de aquel aceite fragante persistiendo en el aire, su aroma ofendía las mentes de aquellos hombres que estaban presentes.



Después de que ella derramó su ofrenda ante el Señor Jesús, la primera cosa que Simón, Judas y el resto de la gente hicieron fue criticarla duramente. Su poco aprecio por Jesús fue descubierto cuando dijeron: “--¿Para qué  es este desperdicio?, pues esto podía haberse vendido a buen precio y haberse dado a los pobres” (Mateo 26:8). Pero María tenia un espíritu opuesto, su gran aprecio por el Señor hubiera sido expresado por medio de replicar lo siguiente: “No!, No es un desperdicio si voy a adorar a Jesús, la adoración que no me cuesta nada o la adoración que no representa un quebrantamiento y sacrificio verdadero no es adoración! Jesús se merece todo lo que tengo y todo lo que soy, es por ello que le he dado todo a él”

 

Si realmente pensamos tocar el corazón de Dios con nuestra adoración, necesitamos adorar como María lo hizo; necesitamos buscar este tipo de adoración. Lo que quiero que notemos es que la adoración de María tuvo una marca eterna en el corazón de Dios, tanto que él dijo: “De cierto os digo que dondequiera que se predique este evangelio, en todo el mundo, también se contará  lo que esta ha hecho, para memoria de ella.” (mateo 26:13)

Parafraseando las palabras de Jesús sería: “La adoración de esta mujer, expresada por medio de su quebrantamiento, sacrificio, devoción y pasión ha tocado mi corazón para siempre. No sólo yo voy a recordar eternamente su devoción,  sino que donde sea que este evangelio sea predicado, lo que esta mujer me ha hecho en su pasión, será contado para memoria de ella.


Ahora quiero que nos preguntemos lo siguiente. ¿Ha nuestra adoración y devoción por Jesús tocado el corazón de Dios, que aún nuestra adoración de hace años atrás continúa bendiciendo a los ángeles y a Dios? ¿Continúan ellos hablando acerca de aquel momento que tocamos su corazón?. Será que Dios aún recuerda la manera como le adoramos?. Creo que hay un momento de tal intimidad y abandono en la adoración a Dios, que podemos tocarlo al punto de que es como si lo marcáramos. Cuando nuestra verdadera adoración lo toca parece como si un sello se marcara sobre su corazón de tal manera que él recordaría para siempre nuestra adoración.


 “ Ponme como un sello sobre tu corazón, como una marca sobre tu brazo;
    porque fuerte como la muerte es el amor y duros como el seol los celos.
    Sus brasas son brasas de fuego,  potente llama.”
   (Cantares 8:6).


Este evangelio ha sido predicado por 2000 años y cada uno de los que ha escuchado el evangelio de Jesús, recuerda la intimidad de María. Nuestra adoración no será recordada por Dios a menos de que ésta involucre sacrificio y quebrantamiento y si nuestra adoración no suelta todo lo que somos y si nos nos cuesta todo, entonces no es verdadera adoración!.

La verdadera adoración debe "matarnos"

Si realmente vamos a darle a Dios la adoración que ÉL se merece, esta debe entonces involucrar quebrantamiento.
La verdadera adoración debe matarnos y traer consigo un estado de quebrantamiento y humildad a nuestro cuerpo, alma y espíritu. Recuerde que María tuvo que romper su frasco de alabastro, simbolizando su quebrantamiento y “muerte a sí misma”. Los “quebrantamientos de Dios” sueltan la fragancia de la adoración. Si vamos a desatar el aceite fragante de la adoración, entonces cada vez que venimos delante de la presencia del Señor, debemos morir. Eso es lo que sucede cuando venimos a la presencia de Jesús—Morimos. Nos volvemos humildes debajo de su poderosa mano, quebrantados por dentro; nuestro orgullo es destronado.    

 

Solo después de que su frasco de alabastro se rompió, el aceite que había dentro, soltó su aroma. Escuche! Aún después de que ella abandonó el lugar, el aroma seguía en el aire. Algo había ocurrido, alguien había tocado a Dios! ¿Acaso hay una aroma persistente en nuestras vidas y en nuestras iglesias? ¿Hay alguna aroma persistente en nuestros ministerios que aún llena el trono en los cielos?¿ Es nuestra adoración como aceite fragante, que aún cuando no estamos adorando, el aroma de ese sacrificio persiste?

Nuestros corazones son como ese frasco de alabastro conteniendo un tesoro que guarda una exquisita fragancia. Debemos permitirle al Espíritu Santo que quebrante nuestros corazones a su manera por medio de su Espíritu. El nunca le daña nuestros corazones. El quebranta nuestros corazones con un propósito para que podamos soltar nuestra verdadera fragancia delante de Dios. El quebrantamiento nos permite morir a nosotros mismos y a nuestras inhibiciones; podemos olvidarnos de nosotros mismos y adorar a Dios con gran libertad y abandono. Aún podemos transformarnos como Moisés! El ni siquiera se dio cuenta que su rostro resplandecía con el brillo de la gloria de Dios cuando descendió de la montaña después de haber estado 40 días delante de Dios. En algunas biblias dice que el ni se había percatado de si mismo. (Éxodo 34:29)

 

Pero muchas de las congregaciones no han sido quebrantadas por el Espíritu Santo de Dios. ¿Sabes? ....Si nos rendimos al Señor, habrá un quebrantamiento y humildad que vendrá a nosotros cuando estemos en su presencia. Solo hay una muerte que sólo su presencia puede traer, que hará que nos olvidemos de nosotros mismos y nuestra carne no se levantará y no nos gobernará. Recuerde que cuando los sacerdotes iban ante el Santo de los Santos, ellos quemaban el incienso. El lugar era llenado con la nube del incienso a cualquier lugar que entraran y que llevaran el arca del Señor. Una razón por la cual había una nube de incienso era para que ninguna carne pudiera glorificarse delante de la gloria de Dios. Los sacerdotes debían hacer una cubierta para que Dios no los viera mientras ellos cumplían con su tarea en el lugar Santo. El quebrantamiento y la muerte a nosotros mismos no sólo desata la verdadera adoración, sino que también suelta la gloria de Dios para que nos cubra.  

 

Hoy, los cristianos también son parte de ese sacerdocio. Somos una generación escogida, ...Un  real sacerdocio, nación santa,  pueblo adquirido por Dios,  para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable (1 Pedro 2:9). Como parte de ese real sacerdocio, debemos mirar al Señor como Santo. La próxima semana en la Parte 2 veremos un ejemplo del juicio de Dios en contra la adoración impura. También examinaremos  diferentes formas de soltar el honor , un amor apasionado y una devoción hacia Dios antes de que oremos juntos.

QUE SEA DIOS QUIEN SIEMPRE NOS GUIE Y NOS EDIFIQUE EN SU VERDAD Y EN SU AMOR.

Dios te bendiga,

 

Jenny y Hugo G.
Bajo la Cobertura de JESUCRISTO a través de la ICC JESUCRISTO REY DE REYES
Bogotá - Colombia

Bibliografía:
- BIBLIA Reina Valera 1960.

- Todd Bendley. El aceite fragante de la adoración, adaptado por Walter Rumierk.

(Le invitamos a leer y cavar más y más profundo en la Palabra de DIOS - con estos devocionales relacionados - en :)
- Una Sola Cosa
- Rumbo a DIOS : Qué tan cerca estás de ÉL?
- Restaurando a DIOS
- Adoración Xtrema
- Jesús íntimo

* Descargue absolutamente gratis todas las series Devocionales, haciendo click aquí
*
Usted puede leer online todos los boletines enviados previamente aquí...


Acerca de:

Anuncios:

1. El testimonio de la Revelación de JESUCRISTO en el Cielo y el Infierno, los boletines y los devocionales son gratuitos y libres para descarga completa en los sitios web:www.minluznaciones.org y www.razaactiva.com.

2. Está en Bogotá-Colombia, desea ser un verdadero creyente, servir de todo corazón a DIOS y no tiene un lugar dónde hacerlo? Escríbanos.



Acerca del Ministerio

MINISTERIO INTERNACIONAL LUZ PARA LAS NACIONES
Una Revelación de JESUCRISTO del Cielo y el infierno.
Web Site oficial: www.minluznaciones.org
Colombia

PERMISO: ¡Si! Usted puede usar todo nuestro material y enviárselo a quién guste sin alterar los contenidos.
¡GRACIAS!