Si no observa adecuadamente este mensaje, haga por favor click aquí

MINLUZNACIONES
Boletín Internacional
APRENDIENDO A DISCERNIR ENTRE LO SANTO VS LO PROFANO
LO PURO VS LO IMPURO
LO SANTO VS LO INMUNDO
(Parte1)

 

APRENDIENDO A DISCERNIR ENTRE
LO SANTO VS LO PROFANO
LO PURO VS LO IMPURO
LO SANTO VS LO INMUNDO
(Parte1)

Y tendremos justicia cuando cuidemos de poner por obra todos estos mandamientos delante de Jehová nuestro Dios, como él nos ha mandado.
(Deuteronomio 6:25)

Y enseñarán a mi pueblo a hacer diferencia entre lo santo y lo profano, y les enseñarán a discernir entre lo limpio y lo no limpio. (Ezequiel 44:23)

 


Cuando el Eterno va a habitar entre los hombres*, elige un lugar en la tierra para hacerlo su Santuario o el lugar de su morada (Deuteronomio 12:5, 16:16) y allí edifica su tabernáculo conforme a sus diseños (Éxodo 25:8-9, Ezequiel 37:25-28) pero también a través de sus leyes (ordenanzas) Ezequiel 44:8, enseña a ese pueblo entre los cuales va a habitar, para que le den el trato debido a las cosas santas y a los lugares santos que Él ha elegido para habitar entre los hombres (Levíticos 22:2, Ezequiel 44:9). Por esa razón, una de las responsabilidades del sacerdocio del linaje es enseñar al pueblo a hacer diferencia entre lo santo y lo profano (Levíticos 10:8-11, Ezequiel 44:23).

Cuando un pueblo no hace diferencia o no discierne entre lo santo y lo profano, trata las cosas santas del Dios Eterno como si fueran cosas comunes o profanas, tratan los lugares santos (lugares que el Eterno ha apartado o se le han consagrado) como si fueran lugares profanos. De igual manera, Ellos mismos que han sido llamados a ser santos, se conducen como un pueblo profano, profanando de esta manera su santo nombre ante los demás pueblos (Ezequiel 22:26, 36:21, 23).

Ya se acerca el tiempo de la gloria postrera de la Casa del Dios Eterno en la tierra: (Hageo 2:4-5,9), tiempo del que profetizó Hageo, pero esto no ocurrirá sin que antes sean estremecidos los cielos y la tierra (Hageo 2:6-7, Joel 3:16), esto es, el día de la ira del Señor: Sofonías 2:1-3, Malaquías 4:1, Abdías 15, Apocalipsis 11:15-18, y por eso debemos regresar nuevamente a las sendas antiguas, esto es, a las ordenanzas que el Dios Eterno le enseñó a Moisés en el desierto: Malaquías 4:4, porque el pueblo del Señor va a ser enviado nuevamente al desierto: Apocalipsis 12:14, al desierto de las naciones Ezequiel 20:33-38, porque primero es el desierto y luego es el Reino Apocalipsis 12:14, 11:15.


La anarquía generada como consecuencia de la falta de una doctrina sólida como la que enseñaba el Apóstol Pablo en su tiempo, le ha hecho mucho daño a la Iglesia de Jesucristo (Isaías 5:13, Oseas 4:6). Solo aquellos ministros del sacerdocio actual que entiendan estas cosas y que hagan conforme a la voluntad del Dios Eterno para este tiempo, formarán parte del nuevo sacerdocio del linaje de Sadoc (1 Samuel 2:28-36), que utilizará el Señor para ministrar en sus lugares santos que muy pronto levantará en las naciones (Ezequiel 44:10-16). Sacerdocio que también usará para enseñar al pueblo a discernir entre lo santo y lo profano (Ezequiel 44:23, Apocalipsis 22:11), porque el Santuario del Dios Eterno estará otra vez en la tierra como lo estuvo en los tiempos de Moisés y de Salomón ( Éxodo 25:8-9, 1 Reyes 6:11-13, Ezequiel 37:24-28). Este es un tiempo de vino nuevo y de convertirnos en odres nuevos, porque el Dios Eterno habitará entre nosotros (Levíticos 26:10-12, Lucas 5:38).

Lo inmundo, lo impuro, lo puro y lo santo
1 Tesalonicenses 4:7 Porque Dios no nos ha llamado a la impureza, sino a la santificación.

Para discernir entre lo santo y lo profano, también es necesario previamente saber discernir entre lo que es puro e impuro, pues todo lo santo debe ser necesariamente puro. Veamos los siguientes conceptos:

Inmundo: es todo aquello que es impuro, pero que por su condición o naturaleza nunca llegará a ser puro. Ejemplo: el cadáver de un animal impuro (Levíticos 5:2) o el cadáver de una persona (Números 19:11,13), los animales impuros: (Levíticos 11:7-8,Levíticos 11:1-47), o algún objeto de barro que se haya contaminado de impurezas (Levíticos 11:33,15:12, Números 19:15) por cuanto no pueden ser purificados de ninguna manera, entonces se consideran inmundos. La naturaleza del hombre no es ser inmundo, pero necesita ser purificado a través de la palabra del Eterno y de la sangre de Jesucristo para ser limpios y puros (Ezequiel 36:25, Juan 15:1-3, 17:17 Hechos 10:15, Efesios 5:26, Hebreos 9:22). La escritura también describe a los espíritus de las tinieblas como inmundos ya que ellos no podrán ser purificados jamás. Mateo 12:43, Marcos 5:8.

Impuro: es toda aquella persona que no ha sido lavada por la Palabra del Eterno (Ezequiel 36:25) y de la preciosa sangre de Jesucristo Hebreos 9:22, es decir, todo impío es impuro. Pero también lo es toda aquella persona o cosa que estaba pura y luego se contaminó de cualquier manera con impurezas (Levíticos 22:5). Estas personas o cosas podrán posteriormente alcanzar su estado de pureza nuevamente, después de aplicar el respectivo procedimiento para la purificación según lo establece la Ley de Santidad (Levíticos 11:32, 39-40). La persona impura que no se purifique correctamente corre el riesgo de contaminar el Santuario del Eterno, las personas y las cosas santas (Levíticos 15:31, Números 19:20, 22).


Puro: es toda aquella persona que ha sido lavada por la Palabra y la Sangre de Jesucristo y no se ha contaminado con impurezas (Juan 15:3, Hebreos 9:13-14). También lo es todo animal clasificado por el Eterno y su ley como puro (Génesis 7:2- 3, Levíticos 11:1-47, 20:25) o toda cosa u objeto que no se ha contaminado con algún tipo de impurezas, según lo establece el Eterno en sus leyes. También se dice a toda persona o cosa impura al que se le ha aplicado el procedimiento establecido para la purificación (Levíticos 11:32, 39-40). Para que algo o alguien sea puro, primero debe ser limpio (debe ser lavado o purificado) Levíticos 14:8, 15:8, 15:13.

Santo: (kadosh) se dice a toda persona, animal, lugar o cosa que cumple con los requisitos exigidos para ser santificado (debe ser puro, limpio, hermoso, acepto y perfecto) y que luego ha sido consagrado y apartado para el Eterno (Éxodo 30:25-30).

Solamente lo puro puede ser santificado (Números 3:13, 18:15, 1 Timoteo 4:5). Lo impuro solo puede ser santificado cuando sea puro (Hechos 10:15, 28) y lo inmundo nunca podrá ser santificado (Números 18:15, Éxodo 3:20). (Por esa razón solo se debe usar el aceite que es símbolo del Espíritu Santo para ungir a personas del pueblo de Dios y no a impíos ( Éxodo 30:31-33, Romanos 15:16, 1 Pedro 1:2, Santiago 5:14).

Efectos de la interacción entre lo inmundo, lo impuro, lo puro y lo santo
Es muy importante tener presente los resultados de la interacción o cuando entran en contacto personas, lugares y objetos que presentan distintos estados de pureza:

Cuando algún objeto o persona pura entra en contacto con un objeto inmundo, se puede contaminar haciéndose impura Números 19:22. La ley del Eterno establece en qué situaciones y bajo qué condiciones se contamina y en cuáles no.
 Cuando algún objeto o persona pura entra en contacto con un objeto o persona impura, se puede contaminar haciéndose impura Números 19:22. La ley del Eterno establece en qué situaciones se contamina y en cuáles no.
 Cuando algún objeto o persona que se ha santificado entra en contacto con un objeto inmundo se puede contaminar profanándose Números 6:6-9.
 Cuando algún objeto o persona que se ha santificado entra en contacto con un objeto o persona impura se puede contaminar profanándose Números 6:6-9, Hageo 2:13.
 Cuando algún objeto o persona pura entra en contacto con un objeto o persona santa, esta es santificada haciéndose por tanto santa Éxodo 29:37, Levíticos 6:27, Ezequiel 44:19, Mateo 23:19.

Presentaremos de otra manera lo que acabamos de explicar. El signo más (+) significa el contacto y el signo igual (=) significa el resultado de ese contacto.
Puro + impuro = impuro (lo puro es contaminado)
Puro + inmundo = impuro (lo puro es contaminado)
Santo + impuro = impuro (lo santo es profanado)
Santo + inmundo = impuro (lo santo es profanado)
Puro + Santo = Santo (lo puro es santificado)

Todas estas cosas tienen su fundamento en las leyes y ordenanzas del Eterno, que luego explicaremos con más detalles en este y otros materiales.

Las personas que se acercan a las cosas santas deben estar puras

Levíticos 22:3 "Diles: ‘A través de vuestras generaciones, todo hombre de vuestros descendientes, que estando impuro se acerque a las cosas sagradas que los hijos de Israel consagran a Jehovah, tal persona será excluida de delante de mí. Yo, Jehovah.

Tomando en consideración el resultado o efecto producido cuando interactúan o entran en contacto cosas santas con cosas impuras o inmundas, cabe señalar lo siguiente: las ordenanzas del Dios Eterno establecen que solamente las personas que están puras pueden tener acceso a las cosas santas, entre ellas cito como ejemplo: ministrar desde los altares por cuanto son lugares santos, tocar o cantar como ministro de adoración, hacer guerra espiritual, celebrar las fiestas del Señor por cuanto son santas, consumir alimentos que han sido santificados a través de las fiestas, entre otros.

Requisitos para que algo sea aceptado y considerado como santo por el Eterno

Las sagradas escrituras señalan distintas características y requisitos que deben cumplir todas aquellas personas, lugares o cosas que han sido consagradas para el Señor. Lo santo debe ser hermoso (Salmos 29:2, 96:6, 110:3), debe ser puro (Levíticos 10:10, 2 Corintios 7:1, Éxodo 34:19-20), debe ser limpio (Levíticos 11:36, 14:4), debe ser acepto o agradable para el Dios Eterno (Levíticos 22:27, 1 Samuel 2:26, Filipenses 4:18), debe ser perfecto (Levíticos 22:20, Salmo 50:2, Mateo 5:48) y debe ser apartado o consagrado exclusivamente para el Eterno (Levíticos 27:9, Números 6:8, 2 Timoteo 2:21).

1. Todo lo santo es puro
El Eterno enseñó al sacerdocio y al pueblo a discernir entre lo puro y lo impuro (algunas versiones traducen limpio y no limpio) Levíticos 10:10, Ezequiel 44:23, 2 Corintios 7:1, Apocalipsis 22:11, porque lo que es impuro no puede ser santificado. La impureza puede formar parte de la naturaleza de las cosas, por ejemplo, el Eterno creó animales puros e impuros Génesis 7:2- 3, Levíticos 11:7-8, 20:25, esa es su naturaleza, así fueron creados. Ni usted ni yo podemos cambiar esa naturaleza. Por esa razón, el Dios Eterno no permitía que animales impuros fueran dados en primicias, ofrendas o votos, pues todo aquello que era dado en primicias, ofrendas o votos era santificado, por cuanto todo lo que pertenece al Señor es santo, como lo es Él.(Éxodo 13:12-13, 34:19-20, Números 18:15-17, Levíticos 22:2). Toda persona impía o que no ha sido lavada por la Sangre de Jesucristo es impura, pero aquel que acepta al Señor Jesucristo de verdad, viene a ser purificado Hechos 10:15 por su Sangre Hebreos 9:13-14.

Sin embargo, toda persona que ha sido purificada por el Señor se puede contaminar de diversas maneras, por eso el Eterno enseñó a su pueblo costumbres y estatutos (Levíticos 20:7-8, 25) a través de los cuales, si el pueblo los cumplía y guardaba no se contaminaría y se mantendría puro el mayor tiempo posible.

El Eterno a través de sus leyes (Estatutos y Ordenanzas) enseñó a su pueblo a mantenerse alejados de todo tipo de impurezas, porque esto afecta la santidad (para que algo sea santo necesariamente debe ser puro) Números 5:1-4, Levíticos 5:3-4, 21:1-4, Ezequiel 44:25. Los lugares, personas y cosas que han sido apartadas para el Señor para ser santos, deben permanecer puros, porque a través de ellos, el Eterno muestra la pureza de su santidad Levíticos 22:2-3, Ezequiel 36:23.

2. Todo lo santo es limpio
Para que algo sea puro, necesariamente también debe ser limpio (como señalamos antes, muchas versiones de las Escrituras traducen la palabra puro por limpio). La ley del Eterno establece que aquello que estaba impuro, para ser purificado tenía que ser lavado con agua Levíticos 15:11 o ser pasado por fuego (dependiendo del caso) Números 31:19-24.
Por esa razón, lo sucio o contaminado no puede ser santo (Zacarías 3:3-7) y cuando usted ensucia algo que ha sido consagrado para el Señor, lo está profanando (Éxodo 31:14). Los lugares, personas y cosas que han sido apartadas para el Señor para ser santos, deben permanecer limpios, porque a través de ellos, el Eterno muestra la pureza de su santidad Levíticos 10:3, 22:2-3.

3. Todo lo santo es acepto o agradable al Señor
Para que algo sea consagrado y santificado para el Dios Eterno tiene que ser acepto o agradable al Señor (Levíticos 22:23, 1 Samuel 2:26, Malaquías 1:8, Efesios 5:10). Hay cosas que son aceptas o agradables para el hombre desde su propia manera de pensar, pero que pueden ser no aceptas para el Eterno. El pueblo del Señor en este tiempo hace muchas cosas para el Dios Eterno pensando que le son gratas, pero no es así y la causa está en que no le conocen (Jeremías 9:23-24). ¿Cómo puedes agradar a alguien que no conoces?. Si le vas a preparar alimentos a alguien para agradarle, ¿Cómo le puedes agradar si no sabes lo que le gusta a esa persona?. Por tanto, preocúpate por conocer a tu Señor para agradarle cada día más Oseas 6:6.

En este tiempo, el sacerdocio organiza los cultos con el propósito de agradar a los invitados y asistentes ¿será que agradan al Señor? Gálatas 1:10. ¿no es esto quemar fuego extraño y profanar los altares? Levíticos 10:1-2.


4. Todo lo santo es hermoso
La hermosura tiene que ver con la presentación exterior de las cosas, de cómo se ven a la vista de las personas Éxodo 28:2.
Pero esa hermosura exterior debe ser un reflejo o una proyección de lo que hay adentro (la pureza) Mateo 23:27. Por esa razón, no puede ser santificado aquello que tenga defectos Levíticos 1:3. Por ejemplo, si usted va a consagrar una casa para el Señor, debe lucir hermosa o al menos tener buena presencia. Si usted va a consagrar un vehículo para el Señor, debe lucir hermoso o al menos no estar chocado y estar bien de pintura. Recuerde que todo lo que consagramos para el Señor, es santificado y el Dios Eterno lo utilizará para mostrar la hermosura de su santidad. Jerusalén fue una ciudad santa y por tanto una ciudad hermosa, porque ella reflejaba la hermosura de la santidad del Dios Eterno Salmos 50:2.

5. Todo lo santo es perfecto
El Dios Eterno es perfecto y demanda de nosotros perfección Mateo 5:48. La santidad está relacionada con la perfección y la perfección se alcanza andando en el camino angosto que señala el Señor a través de sus leyes Génesis 17:1, sin desviarse ni a la izquierda, ni a la derecha Génesis 26:5. Más adelante hablaremos sobre la complementariedad de la santidad, donde se entenderá más sobre como la santidad demanda y requiere perfección.

6. Todo lo santo es apartado y consagrado para el Señor
Hay dos razones para que algo sea considerado apartado o consagrado para el Señor
a) Que el Dios Eterno la haya tomado para sí, es decir, que fue su decisión soberana haber elegido y apartado un lugar, un objeto, una persona Jeremías 1:5 o una nación para hacerla suya Levíticos 20:26.
b) Que el pueblo de manera voluntaria, consagre o aparte algún lugar, objeto o persona exclusivamente para servir y honrar al Señor, a través de una primicia, ofrenda o voto Levíticos 22:2.

Clasificación de las cosas santas
A continuación mencionaremos una lista de las personas y cosas que el Eterno aparta para ser santas, para su mejor comprensión:

1. Los lugares o territorios declarados como santos por el Eterno como: un territorio Éxodo 3:5, Números 35:33-34, una ciudad Isaías 52:1, el altar desde donde se ministra al Señor Éxodo 20:25.
2. Los inmuebles o edificaciones consagrados para el Eterno, como el tabernáculo, templo Ezequiel 44:7, 2 Crónicas 29:5 o Casa del Señor.
3. Las cosas u objetos que han sido consagrados para el Eterno como vehículos Números 7:3, mesas, instrumentos musicales, las sillas del templo, las vestiduras usadas para ministrar, los equipos usados para el culto como plantas, micrófonos, computadoras y otros Levíticos 22:2, 15.
4. Los alimentos puros y santos como los utilizados en las fiestas sagradas o los dados en ofrendas, votos y primicias 1 Samuel 21:4.

5. Los dineros (su valor) o tesoros que han sido consagrados al Señor a través de diezmos, ofrendas, votos y primicias Números 18:32.
6. Las personas que se han consagrado al Eterno para ejercer un ministerio Levíticos 21:9 y en general todos sus siervos Levíticos 25:55, Números 12:1, 8-9.
7. Los días apartados por el Eterno como días que se le deben consagrar, tales como los días de reposo de cada semana Éxodo 31:14, Nehemías 13:17, Isaías 56:2, 6; Ezequiel 20:13, 21, 22:8 y los días de fiestas sagradas Levíticos 23:2.
8. Las reuniones sagradas o cultos Joel 2:16. El servicio consagrado al Eterno (culto) Levíticos 10:1-3 y todo lo que se hace en él (la enseñanza de la Palabra, la adoración, la oración, la alabanza).
9. Las fiestas: un pueblo santo solo celebra fiestas santas y estas fiestas deben ser celebradas siguiendo los estatutos que el Eterno ha establecido para su celebración porque si no las profanamos Levíticos 23.

Cuando estas cosas no son tratadas por el pueblo, como cosas santas o santísimas, entonces cometen el pecado de profanarlas Levíticos 22:15, Nehemías 13:17-18.


Diferencia entre lo santo y lo santísimo
El Señor nos enseña en su Palabra que existen distintos niveles de santidad y por tanto Él hace diferencia entre:  Personas santas como el pueblo y los levitas Números 18:6 y personas santísimas como los sacerdotes Números 18:7 y el Sumo Sacerdote.
 Cosas santas como aquellas que se usaban en los lugares santos y las cosas santísimas como aquellas que estaban en el lugar santísimo Éxodo 26:34, 1 Reyes 6:19.

 Lugares menos santos como el atrio, lugares más santos como el lugar donde estaban el candelero y la mesa de la proposición Éxodo 40:24, 26 y lugares santísimos como el lugar donde estaba el arca y donde accedía solamente el Sumo Sacerdote Éxodo 26:33-34.


¿Por qué el Señor diferencia entre cosas o personas santas y cosas o personas santísimas? Porque las cosas más santas o santísimas son aquellas que están más cerca de su presencia, de los lugares que Él ha apartado como suyos para habitar entre los hombres. Las personas más santas son las que el Señor ha apartado para que ministren desde los lugares más santos. El Eterno es Santo, Santo, Santo y se requiere una santidad especial de los lugares, personas y cosas que están más cerca de su presencia.

Aún en el cielo existen lugares santos y santísimos; los lugares santos del cielo son aquellos lugares donde habitan y permanecen los santos del Señor, mientras que los lugares santísimos están reservados para aquellos que se les permite estar más cerca de la presencia del Dios Eterno Apocalipsis 8:2-3, porque aún en el cielo hay un templo Apocalipsis 14:17, 16:17 y con un lugar santísimo Hebreos 9:11-12.

CONTINUARÁ...

PREPARA EL CAMINO AL SEÑOR!! YA VIENE.


SIGUE EL SEÑOR JESUCRISTO EDIFICÁNDONOS, PERFECCIONANDONOS EN SU VERDAD Y AMOR!

Dios te siga bendiciendo,


minluznaciones.
Bajo la Cobertura de JESUCRISTO.

MÁS ARTÍCULOS RELACIONADOS:
- No a las Mezclas
- No a las Mezclas-2

Bibliografía:
- BIBLIA Reina Valera 1960, RV60. *: Ministerio Profético Impacto de DIOS.

Todos los boletines enviados los puede encontrar en:
* Boletines Enviados

Todas las series devocionales y material desarrollado en pdf los puede encontrar en
* Devocionales
* Listado para descarga

Anuncios:

1. LIBERACIÓN Y SALVACIÓN son posibles únicamente a través de la obra sobrenatural de JESUCRISTO. ES TIEMPO DE VERDADERO ARREPENTIMIENTO. DEJAR LA LEVADURA. PREPARA TU VIDA COMO LA HABITACIÓN, EL TABERNACULO DE DIOS, PREPARA TU CASA, TU HOGAR COMO EL LUGAR DONDE HABITA LA PAZ DE DIOS.

2.Invitación a ser el ayuno de DIOS. Nuevo tiempo devocional. Comenzamos el 2 de Junio como antesala de la Celebración del SHAVOUT - ENTREGA DE LA LEY: LA TORAH, LA LEY DEL ESPÍRITU.  

3. 
Oremos por  Israel, Ecuador, Venezuela, Colombia, Cuba, México, Nigeria, Kenia, Estados Unidos, etc. Estos son tiempos en donde la misericordia de DIOS se ha extendido para mirar y Volver al CREADOR antes del desencadenamiento de los juicios más terribles de todos los tiempos. Es hora de Volver a CRISTO!

Descargue absolutamente GRATIS todas las series Devocionales, haciendo click aquí
Descargue GRATIS los Estudios de Israel, haciendo click aquí

Acerca de:
About 

Varios:

1. Si desea un tiempo especial para compartir a CRISTO, Su Palabra y este testimonio con los suyos, en su CASA, Congregación, su comunidad, barrio, colonia, etc. y/o ciudad favor escríbanos.

2. El testimonio de la Revelación de JESUCRISTO en el Cielo y el Infierno, los boletines, los devocionales y todos los materiales  en los sitios web:www.minluznaciones.org y www.razaactiva.com son COMPLETAMENTE dados de GRACIA y están para descarga completa y libre. Favor abstenerse de pagar ó comercializar con éstos.

Acerca del Servicio a JESUCRISTO:

LUZ PARA LAS NACIONES
Una Revelación de JESUCRISTO del Cielo y el infierno.
Web Site oficial: www.minluznaciones.org

PERMISO: ¡Si! Absolutamente.
Por favor retransmita todo este material fundamentado en la Palabra de DIOS y enviélo a quien guste,
sin alterar los contenidos ni cobrar alguna retribución (de carácter comercial o cualquier otro). Suministrelo de Gracia...
¡GRACIAS!