Si no observa adecuadamente este mensaje, haga por favor click aquí

MINLUZNACIONES
Boletín Internacional
EL VIEJO ORDEN Vs. EL SER DE DIOS EN NOSOTROS

EL VIEJO ORDEN / EL SER DE DIOS EN NOSOTROS, UN VERDADERO NUEVO ORDEN DE DIOS


Y decía a todos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo,
tome su cruz cada día, y sígame
(Lucas 9:23)


El viejo orden de Cristianos está esencialmente bajo la ley—no necesariamente la ley del Antiguo Testamento, sino leyes de su propia creación. Son guardados por normas y reglas que les gobiernan porque no son gobernados ni motivados por el poder y la vida de Dios obrando dentro de ellos. 
 
Dar
Bajo el viejo orden, el Cristiano tiene que ser empujado a dar. Bajo el nuevo orden, el cristiano es por naturaleza un dador. El viejo está bajo la ley de diezmar. El nuevo es el diezmo, es decir, todo lo que él es y tiene es una ofrenda de primicias para su Dios. Todo lo que él es y tiene es de Dios a su orden. No tiene que ser exhortado por el predicador para hacer o para dar nada. Está un paso al frente del predicador. Está constantemente en sintonía con el Espíritu Santo que le guía en todo lo que hace, dice o da.

 
Fidelidad
Bajo el viejo orden, el Cristiano tiene que ser exhortado a la fidelidad. Bajo el nuevo, es por naturaleza fiel.
Viene y va y hace conforme a la voluntad de Su Padre. Es fiel porque es confiado. Cree en Dios, pone su confianza en Dios y tiene confianza en Dios de que “todo ayuda a bien a los que aman a Dios, a los que conforme a Su propósito son llamados” (Romanos 8:28).

Porque confía en Dios, él mismo es digno de confianza. He descubierto a lo largo de los años que el que no puede creer en los demás, no es digno de confianza él mismo. Tendemos a proyectar en los demás lo que vemos en nosotros mismos.  Las personas confiadas son personas fieles. Las personas fieles son personas obedientes. No es que son fieles y obedientes para hacer lo que se les dice; son fieles y obedientes para ser lo que se les ha hecho ser. Han sido formados y re-formados por su Creador para ser como Él es.

 
Iglesia
Ahora bien, esta importante distinción entre el viejo orden del Cristiano y el nuevo va a hacerse cada vez más
evidente con el tiempo. El Cristiano del viejo orden "va" a la iglesia. Ha sido programado para ir, exhortado a la fidelidad en la asistencia, animado en la participación de los programas, etc., La iglesia es lo que él hace. En la mayoría de los casos, es su religión.

Pero el Cristiano del nuevo orden es la iglesia. Se ve a sí mismo como la misma extensión de Jesucristo en el mundo hoy. No tiene que ser exhortado para ir a la iglesia, es el templo del Espíritu Santo junto con los otros creyentes verdaderos. En este nuevo orden, entre esta nueva raza, hay un sentir de hartura de jugar a la iglesia. No están interesados ya más en el iglesianismo. Son liberados en el mundo para ser la iglesia.


Entienden muy bien que el cuerpo debe reunirse de vez en cuando para ganar fuerza unos de otros a partir de los ministerios, dones y frutos del Espíritu colocados en el cuerpo. Se reúnen para recabar fuerzas y se dispersan para el servicio.

 
Oración
El Cristiano del viejo orden tiene que ser exhortado para orar mientras que el del nuevo orden es la oración.
Es decir, está en tal comunión con el Padre por el Espíritu que conoce la mente de Cristo y ha tomado la imagen de su Padre por medio de Cristo. No tiene que “orar” para recibir respuestas más que nada porque él es la respuesta a la oración.

No ora necesariamente por la sanidad de alguien. Lo sana en el nombre de Jesús cuando ve por el Espíritu que la sanidad es lo que el Padre está haciendo. Como su hermano mayor Jesús antes que él, sólo hace lo que ve hacer al Padre. Es una reunión de oración andante.
 
 
Ayuno
Puede que ayune con frecuencia. Pero su gran ayuno no está en abstenerse de ciertos alimentos y bebidas de vez en cuando, sino en la negación total de su vida del yo todo el tiempo. Por tanto, es un ayuno viviente para su Dios.
 
Alabanza
No tiene que ser exhortado a la alabanza como los viejos Cristianos. Él entero es para la alabanza de Su Padre. La alabanza brota desde dentro de él como ríos de agua viva. Alaba a lo largo de todo el día. La alabanza está en sus labios por siempre. No puede evitar alabar porque la alabanza para su Dios es la abundancia de su corazón.


Adoración
¡De igual modo la adoración! No tiene que tener un boletín para guiarle en su adoración. No tiene que ir a esta montaña o a esta otra (a esta catedral o a esta otra) en los días indicados para poder adorar. Tampoco el Padre busca esta forma de adoración. Porque viene la hora y ahora es, cuando el Padre busca un pueblo que Le adore en espíritu y en verdad (Juan 4:23). No puedes adorarle en verdad a menos que sea en el espíritu. Él es tanto Espíritu como Verdad. El verdadero adorador, por tanto, debe adorarle mientras permanece en Él. Se trata de Honrar al Padre!.


Hacer el Bien
El cristiano del viejo orden ha de ser exhortado a hacer el bien. Tiene que tener leyes, credos, doctrinas, normas y reglas deletreadas para él para que pueda saber cómo vivir justamente. La letra (sin el Espíritu) mata.
El Espíritu de Dios que permanece dentro del Cristiano del Nuevo orden es Él mismo el administrador de la ley escrita dentro del corazón del creyente. Este cristiano del nuevo orden es la justicia de Dios.
“Quien llevó él mismo nuestros pecados en su cuerpo sobre el madero, para que nosotros, estando muertos a los pecados, vivamos a la justicia; y por cuya herida fuisteis sanados” (1 Pedro 2:24) “Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él.” (2 Corintios 5:21)
El hacer el bien para el Cristiano del nuevo orden está adentro de él, puesto que la bondad de Dios es manifiesta a través de él.



Hacer / Ser

Y así es con todo lo demás que pueda decirse de la vida cristiana. El viejo orden es un orden externo de hacer, mientras que el nuevo es la realidad interna de ser. Por supuesto, sigue siendo cierto que lo que uno sea por dentro determinará lo que haga en lo externo. La diferencia entre ser religioso y ser nacido de nuevo es ésta: que el que es nacido de nuevo tiene su mismanaturaleza transformada por el poder de Dios. La religión, en el mejor de los casos, solo puede controlar omodificar el comportamiento externo de una persona.El que es nacido de nuevo una vez fue una cosa; ahora es otra. “Por tanto, si alguno está en Cristo, nueva criatura es, las cosas viejas pasaron, he aquí todas son hechas nuevas.” (2 Corintios 5:17). 

Piedad
El viejo hombre de la carne ha sido crucificado y enterrado en la misma muerte y sepultura de Jesucristo. Es historia en lo que Dios concierne. Sólo el diablo y la carne están interesados en mantener vivo a ese viejo hombre de la carne.
El Cristiano del viejo orden trata en el mejor de los casos, de imitar la piedad, de imitar a Cristo. El Cristiano del nuevo orden tiene la misma naturaleza de la piedad nacida en él y por tanto, cada vez se hace más piadoso día a día. Como Dios es–¡así es él!

El Ser de Dios

Cuando Dios llamó a Moisés para ir a Egipto y sacar a los israelitas de su esclavitud, Moisés quería saber lo que había de decirles cuando le preguntasen el nombre del Dios de sus padres. Dios respondió, “YO SOY EL QUE SOY” (Éxodo 3:13-14).
Esto tiene que ver con el nombre YHWH o Yahweh (transcripto Jehová), que se deriva del verbo hayah, “ser”.
¡El verbo de ser! Dios no permanece en la historia con un pasado y con un futuro. Él siempre está presente.
¡Él es! Por esta razón, Jesús, siendo Dios, es “el mismo ayer y hoy y por los siglos” (Hebreos 13:8).

Dios inventó el tiempo. Él es el autor de la historia. Él ya conoce desde el principio. Él lo ha determinado. Sin embargo, en Su soberanía y omnipotencia, Él puede permitir la libertad de las voluntades humanas. (Sus caminos no son nuestros caminos… Isaías 55:8). Esto nos ayuda en nuestra fe por comprender el “ser” de Dios.
 
Llevando Su Naturaleza
Pero va más allá de todo esto. Jesús dejó muy claro que ÉL era el “YO SOY” del Antiguo Testamento (Juan 8:58). A través del evangelio de Juan, las palabras griegas ego eimi, que significan literalmente “Yo”, “Yo Soy”, se usan para explicar a Jesús. Usando este término, Él dijo de Sí mismo:
 
YO SOY
Mesías (Juan 4:25-26)
El Pan de Vida (Juan 6:35, 48,51)
La Luz del Mundo (Juan8:12)
La Puerta de las Ovejas (Juan 10:7)
El Buen Pastor (Juan 10:11)
La Resurrección y la Vida (Juan 11:25)
El Maestro y Señor (Juan 13:13)
El Camino, la Verdad y la Vida (Juan 14:6)
La Vid verdadera (Juan 15:1)
Jesús (que significa Salvación) (Juan 18:5-8)
… Cómo Él es, así somos nosotros en ese mundo” (1ª Juan 4:17)
 
Jesús dijo de Sí mismo: “Yo soy la luz del mundo” (Juan 8:12). Él dijo a Sus discípulos, “Vosotros sois la luz del mundo” (Mateo 5:14). La única manera de que sus discípulos puedan ser luz es tener la Luz de la vida viviendo en ellos y resplandeciendo a través de ellos. No hay forma de poder imitarle. O bien eres de Su misma naturaleza o eres un falso. Esto no es un viaje para el ego en el que nos embarcamos. Debo recordar al lector que entramos a través del arrepentimiento, mansedumbre, gentileza, humildad, sometimiento, fe y obediencia. Tomamos Su naturaleza—la de Aquel que se despojó a Sí mismo.
 
El Cristiano del nuevo orden, esta nueva raza de crucificados, se está volviendo más y más como Él. Es un asunto de menos hacer y más de ser.

Arrepentimiento y Salvación
Arrepentirse es romper todo acuerdo con las tinieblas de manera que el enemigo "no tenga" nada en nosotros.
La Salvación COMPRENDE un proceso, una comunión en CRISTO. DIOS nos salvó por medio de JESUCRISTO cuando vino a nosotros, nos "mantiene" en salvación y es reflejado en el fruto que llevamos para Él, en Su Obra, pero también salvará a los que retienen el Testimonio de JESÚS, los que han Vencido por la Sangre y el Testimonio.

Este es un tiempo especial de arrepentimiento. El Pueblo de DIOS ha sido convocado a preparar el Camino del SEÑOR, es el momento para soltar TODA caraga de Pecado y entrar en el reposo de DIOS, esto es viviendo en el Espíritu. Es tiempo de ser la Luz del mundo, la Sal de la Tierra.


QUE SEA DIOS QUIEN SIEMPRE NOS GUIE Y NOS EDIFIQUE EN SU VERDAD Y EN SU AMOR.
 

Dios te bendiga,

 

Jenny y Hugo G.
Bajo la Cobertura de JESUCRISTO a través de la I.R. JESUCRISTO REY DE REYES
Bogotá - Colombia

Bibliografía:
- BIBLIA Reina Valera 1960. 
- *. Inspirado y transcrito de The Crucified Ones. Charles Elliot Newbold Jr.1990. Capítulo 10.

Descargue absolutamente GRATIS todas las series Devocionales, haciendo click aquí
Descargue GRATIS los Estudios de Israel, haciendo click aquí


Acerca de:
 

Anuncios:

1. El testimonio de la Revelación de JESUCRISTO en el Cielo y el Infierno, los boletines y los devocionales son COMPLETAMENTE dados de GRACIA y están para descarga completa y libre en los sitios web:www.minluznaciones.org y www.razaactiva.com.

2. Si desea un teimpo especial para compartir a CRISTO y Su Palabra en la sala de su casa, a su familia,su congregación, su comunidad, barrio, colonia, etc. y/o ciudad, favor escríbanos.


Acerca del Ministerio

MINISTERIO INTERNACIONAL LUZ PARA LAS NACIONES
Una Revelación de JESUCRISTO del Cielo y el infierno.
Web Site oficial: www.minluznaciones.org

PERMISO: ¡Si! Absolutamente.
Usted puede ser luz y transmitir todo el material el cual está basado en la Palabra de DIOS y enviárselo a quién guste,
sin alterar los contenidos ni cobrar alguna retribución de carácter comercial ó interés particular. Suministrelo de Gracia...
¡GRACIAS!