Si no observa adecuadamente este mensaje, haga por favor click aquí

MINLUZNACIONES
Boletín Internacional
REFIDIM*

 

REFIDIM-1
(Salir de la DUDA!)


“Salieron de Alús y acamparon en Refidim, donde el pueblo no tuvo aguas para beber”.
(Números 33:14)


En el día de hoy pedimos al Padre Celestial nos hable por medio de Su Palabra y lo qué se revela en la Jornada realizada por Israel en Refidim.


Sustento en la sequedad

En este caso la palabra Refidim hace un total contraste con lo que el pueblo vivía, puesto que en la Jornada (ó estación) llamada Refidim el pueblo no tuvo aguas para beber, sin embargo, la palabra Refidim quiere decir: sustento, soporte en el idioma hebreo; entonces es bastante interesante ver que esDios el que guía y guió a Israel por Refidim.

El pueblo no tuvo aguas para beber. Es interesante que el mismo lugar llamado Refidim es llamado también Masah, que significa prueba, y es llamado también de Meriba que significa rencilla: hubo rencilla porque el pueblo fue probado y sin embargo Dios fue su sostén. La jornada de hoy de Refidim, es una jornada cristológica por excelencia y por eso el marco de acción que el Señor coloca es el pueblo sin tener aguas que beber; es decir, si fuera por sí mismo el pueblo no serviría sino para morir y secarse en el desierto; pero quien lo condujo a ese lugar tan misterioso hasta darse cuenta de que si no hubiera sido ayudado por la roca herida y por la cruz, no podría sobrevivir en aquella situación, fue Dios. Es el Padre quien conduce al pueblo a una situación tal donde sólo puede ser ayudado por Cristo; y eso es lo que encierra esta situación de Refidim: Sostén, soporte, en medio de una situación tan difícil; eso nos quiere enseñar Dios.

Éxodo 17 y 18, los dos capítulos corresponden a la estación de Refidim. En esta estación vemos tres principales secciones: la primera sección que tiene que ver con la roca de Horeb, la segunda sección que tiene que ver con la guerra contra Amalec y el levantamiento del altar a Yahveh-nissi, y la tercera sección que tiene que ver con el nombramiento de jueces por parte de Moisés; estas son las tres secciones de Refidim.


1. Sección 1: Cristo, la roca herida

Éxodo 17:1 “Toda la congregación de los hijos de Israel partió del desierto de Sin por sus jornadas, conforme al mandamiento de Jehová, y acamparon en Refidim; y no había agua para que el pueblo bebiese”.


Nótese que es Dios el que conduce a Su pueblo a una situación donde descubre que necesita al Salvador; es lo que dice la ley. Dios va poco a poco conduciendo a Su pueblo a estar bajo la Torah. En la próxima estación ya llegamos al Sinaí, donde es dada la Torah, pero ¿que nos dice Romanos? Que la ley fue dada para que el pecado abundase, para demostrar la condición absolutamente necesitada de Cristo, y justamente Refidim nos lo muestra. Es ahí por esos mismos lugares por donde está el desierto del Sinaí, el monte Sinaí, la peña de Horeb, todo es por esos lugares. Entonces aquí es el Señor. Estas jornadas son conforme al mandamiento de Jehová; no fue que Moisés se perdió, que el pueblo se perdió, que ellos iban para donde ellos querían, no. Dios condujo al pueblo a una situación donde se diera cuenta que necesitaba de Dios, de la gracia de Dios, de la intervención de Dios; esto es muy importante, que en nuestra vida cristiana a veces Dios nos lleva a un rincón donde nosotros no podemos hacer nada, donde si fuera sólo por lo que pudiéramos hacer, simplemente moriríamos, simplemente tiraríamos la toalla en forma definitiva, como se suele decir ese dicho entre nosotros. Pero Dios los condujo por este camino para revelarles algo más de la gracia, algo más de Cristo; pero para revelar a Cristo necesitamos conocer el yugo de la ley, porque el yugo de la ley nos tiene que mostrar la imposibilidad de nuestra naturaleza en ayudar, en nada.

Entonces dice: “y acamparon en Refidim; y no había agua para que el pueblo bebiese”. Noten que Dios los condujo donde no había agua, donde estaban prácticamente a merced de la muerte; es decir, a merced sólo de Dios; es allí donde si no es Dios no es nada, donde conocemos a Dios. A veces, cuando tenemos la cuenta corriente todavía con unos centavitos, cuando tenemos las cosas seguras, pues bueno, es más fácil confiar en Dios, pero a veces el Señor nos tiene que llevar al punto donde solamente Él es la respuesta y esto es Refidim. El pueblo no tenía aguas para beber y Dios lo llevó allá; parecía una locura y van a entender por qué fue una rencilla del pueblo, y el pueblo estaba ciego; el pueblo no se daba cuenta que era Dios que quería revelárseles y ellos lo que veían era el problema, y se levantaron fue contra Moisés, pero por eso subrayo aquí la lectura: “jornadas, conforme al mandamiento de Jehová”.


“2Y altercó el pueblo con Moisés, y dijeron: Danos agua para que bebamos. Y Moisés les dijo: ¿Por qué altercáis conmigo? ¿Por qué tentáis a Jehová?”

Claro, ellos no podían ver a Dios, aunque Dios estaba ahí; siempre los estaba acompañando, pero ellos dudaban de la presencia de Dios. Más adelante, ustedes se van a dar cuenta cómo termina esta sección, cuando dicen “¿Está, pues, Jehová entre nosotros, o no?” Esa era la pregunta del pueblo: “Está, pues, Jehová entre nosotros, o no?” Parece que no, porque no había agua para beber: nos estamos muriendo, vamos a aparecer como esos huesos de camellos, resecos en el desierto; entonces, ellos fueron probados, porque allí se dice que fueron probados, fueron probados en Meriba.

Dice el Salmo 81:7: “Te probé junto a las aguas de Meriba”.

Fueron probados en Masah, Masah quiere decir prueba. Entonces dice allí que altercó el pueblo con Moisés, como si la culpa fuera de Moisés. Moisés dice: la nube está yendo para allá, yo hace años conozco este desierto; pero bueno, tú sabes, Señor, yo creo en ti. Y le dijeron: Danos agua para que bebamos. Y Moisés les dijo: ¿Por qué altercáis conmigo? ¿Por qué tentáis a Jehová?

Fíjense que en el caso del Señor Jesús, Él también fue conducido por el Espíritu al desierto y Él también estuvo en el desierto y tenía hambre y vino el diablo y le dijo: Si eres el hijo de Dios, di que estas piedras se conviertan en pan, y otras tentaciones; pero el Señor ¿qué le contestó? No tentarás al Señor tu Dios; pero si ustedes quieren ver dónde fue que el Señor aprendió esta respuesta, fue en Deuteronomio, donde “escrito está”… ¿Dónde está escrito eso? En Deuteronomio 6:16, y dice así: “No tentaréis a Jehová vuestro Dios, como lo tentasteis en Masah”. El Señor estaba en el desierto y no tenía que comer, pero Él no hizo nada por Sí mismo, ni protestó contra Dios, y Satanás lo tentó y Él le dijo: “Escrito está, no tentarás al Señor tu Dios”3. Dónde estaba escrito? Aquí en Deuteronomio 6:16; ¿en relación a qué? a la tentación en el desierto de Israel. El Señor sí pasó la prueba que no pasó Israel, el Señor fue fiel y se confió en Dios. Estaba en el desierto, pero dijo: “No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios" (Mateo 4:4); o sea que mientras Israel dijo: ¿Está Jehová entre nosotros, o no? El Señor dijo: Está Jehová conmigo; es decir, que no importaba que estuviera rodeado en un desierto y llevara cuarenta días sin comer ni beber; Él sabía que Dios estaba con Él. Hermanos, qué tremendo, el Señor es el contraste, el Señor es la respuesta para esta condición de desierto en Refidim.

“¿Por qué altercáis conmigo? ¿Por qué tentáis a Jehová?” Noten que altercar, es tentar a Dios, es tratarlo como ausente, tratarlo como descuidado, tratarlo como infiel; eso es tratar a Dios de infiel, tratar a Dios de descuidado, tratar a Dios de no saber lo que está haciendo, eso es tentar a Dios. Uno no se da cuenta, cuando está protestando, que está tentando a Dios, que está provocando la ira de Dios.

En el Salmo 81, dice que fue provocado el Señor. Entonces dice aquí: “3Así que el pueblo tuvo allí sed, y murmuró contra Moisés, y dijo: ¿Por qué nos hiciste subir de Egipto para matarnos de sed a nosotros, a nuestros hijos y a nuestros ganados?” Como decir, estábamos mejor en el mundo; cuando estaba en el mundo no tenía problemas, pero ahora que soy cristiano, mire, el negocio tal se me dañó, ahora estoy aquí en una situación difícil. ¿Será que está Dios conmigo? Exactamente sí está, sí está.

“4Entonces clamó Moisés a Jehová, diciendo: ¿Qué haré con este pueblo? De aquí a un poco me apedrearán”.
¡Aleluya! Gracias a Dios que el Señor sí estaba, donde ellos pensaban que no estaba; esa es la respuesta de Dios. “5Y Jehová dijo a Moisés: Pasa delante del pueblo, y toma contigo de los ancianos de Israel; y toma también en tu mano tu vara con que golpeaste al río, y ve. 6He aquí que yo estaré delante de ti allí sobre la peña en Horeb; y golpearás la peña (esta es la roca herida), y saldrán de ella aguas, y beberá el pueblo. Y Moisés lo hizo así en presencia de los ancianos de Israel”.

En 1 Corintios 10, se nos interpreta con suma claridad por el Espíritu Santo, a través del apóstol Pablo, de a quién clarísimamente se refería esa roca. Leemos 1 Corintios 10:4:

“Y todos bebieron la misma bebida espiritual; porque bebían de la roca espiritual que los seguía, y la roca era Cristo”.

Entonces, esta roca aparece en el momento más difícil, digamos en el momento de la muerte, en el momento cuando no hay salvación, si no fuera por Dios mismo. Ahora, ¿cuál fue la salvación de Dios? ¿Cómo demuestra que Dios sí está presente? Por medio de una roca herida; esa roca herida es Cristo, quien fue crucificado por nuestros pecados, fue atravesado por una lanza y salió sangre y agua, para darnos vida eterna. “El que bebiere del agua que Yo le daré, no tendrá sed jamás, sino que el agua que yo le daré será en él una fuente que salte para vida eterna”; es decir, Dios estaba conduciendo a Su pueblo, a través de la situación más difícil, a conocer lo más glorioso de Dios, que es Su propio Hijo, su propio Cristo; esa es esta roca, esto es lo que es esta roca.

“Yo estaré delante de ti allí sobre la peña en Horeb”. Moisés tenía fe; los demás no veían sino desierto y una roca, pero hoy en día sabemos lo que es la roca de Horeb; por eso cantamos: “Cristo es la peña de Horeb que está brotando agua de vida saludable para mí, Cristo es la peña de Horeb que está brotando agua de vida saludable para mí, ven a beberla que es más dulce que la miel, refresca el alma, refresca todo mi ser. Cristo es la
peña de Horeb que está brotando agua de vida saludable para mí”. Amén.

“Estaré delante de ti allí sobre la peña en Horeb; y golpearás la peña (una sola vez había que golpear la peña),
y saldrán de ella (de la roca herida) aguas, y beberá el pueblo”. Qué maravilla, hermanos, tener a Cristo cuando no se tiene nada más. Con razón se escribe en las rocas: Cristo la única esperanza. ¡Aleluya! “Y Moisés lo hizo así en presencia de los ancianos de Israel.

7Y llamó el nombre de aquel lugar Masah y Meriba (Masah quiere decir prueba, Meriba quiere decir rencilla), por la rencilla de los hijos de Israel, y porque tentaron a Jehová, diciendo: ¿Está, pues, Jehová entre nosotros, o no?”

Eso es tentar a Dios, dudar de Su presencia en la hora de la muerte, en la hora de la prueba más difícil. Sí está Jehová. Si está, está la roca y está Jehová, ¿amén? Ahora hermanos, vean conmigo el Salmo 81; es un salmo que escribió Asaf, en el libro tercero de los Salmos. Dice desde el versículo 7:

“7En la calamidad clamaste, y yo te libré; te respondí en lo secreto del trueno; te probé junto a las aguas de Meriba. 8Oye, pueblo mío, y te amonestaré, Israel, si me oyeres, 9no habrá en ti dios ajeno, ni te inclinarás a dios extraño. 10Yo soy Jehová tu Dios, que te hice subir de la tierra de Egipto; abre tu boca y yo la llenaré.11Pero mi pueblo no oyó mi voz, e Israel no me quiso a mí. 12Los dejé, por tanto, a la dureza de su corazón; caminaron en sus propios consejos. 13¡Oh, si me hubiera oído mi pueblo, si en mis caminos hubiera andado Israel! 14En un momento habría yo derribado a sus enemigos, y vuelto mi manos contra sus adversarios. 15Los que aborrecen a Jehová, se le habrían sometido, y el tiempo de ellos sería para siempre. 16Les sustentaría Dios con lo mejor del trigo, y con miel de la peña les saciaría”.

Allí mismo en Deuteronomio 6:16 donde estuvimos ahora, hay una palabra interesante: “No tentaréis a Jehová vuestro Dios, como lo tentasteis en Masah”, y allí decía: tentaron a Jehová. ¿Cómo es tentar a Jehová? Se le tienta al decir: ¿está, pues, Jehová entre nosotros, o no? A veces estamos pasando por una situación, puede ser de sequedad emocional, puede ser que no estamos sintiendo alguna cosa agradable, y viene la duda. ¿Estará Jehová con nosotros, o no? Pero ¿qué dijo el Señor Jesús? “Yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo” (Mateo 28:20). Entonces, miren la cosa, nosotros estamos siendo probados y podemos tentar a Dios, al dudar de Dios.

Dios quiere que sepamos que en la prueba Él está. Decir o dudar que si Él está, es tentarlo; dudar que Él está, es tentarlo. ¿Cuál es el pueblo que no entra en el reposo? El que duda. Vamos a la epístola a los Hebreos para que entendamos lo serio que es dudar del Señor; dudar de Él es no confiar. Leamos Hebreos desde 3:7:

“7Por lo cual, como dice el Espíritu Santo: Si oyereis hoy su voz, no endurezcáis vuestros corazones, como en la provocación (no creer es endurecer el corazón), en el día de la tentación en el desierto”.

En el desierto hay una tentación, y allí podemos correr el riesgo de provocar al Señor. “9Donde me tentaron vuestros padres; me probaron, y vieron mis obras cuarenta años. 10A causa de lo cual me disgusté contra esa generación, y dije:Siempre andan vagando en su corazón, y no han conocido mis caminos. 11Por tanto, juré en mi ira: No entrarán en mi reposo”.


Es decir, que quien no confía no puede descansar; sólo el que confía, descansa. El descanso comienza con la confianza en Dios; aunque parece que no está, no debemos decir: ¿Estará Jehová entre nosotros, o no? Y ahí está, no importa lo que esté pasando, Él está ahí. Él puede mostrarse como nuestro Dios, porque nosotros nos mostramos como Su pueblo.

“12Mirad, hermanos, que no haya en ninguno de vosotros corazón malo de incredulidad para apartarse del Dios vivo; 13antes exhortaos los unos a los otros cada día, entre tanto que se dice: Hoy; para que ninguno de vosotros se endurezca por el engaño del pecado. 14Porque somos hechos participantes de Cristo, con tal que retengamos firme hasta el fin nuestra confianza del principio, 15entre tanto que se dice: Si oyereis hoy su voz, no endurezcáis vuestros corazones, como en la provocación. 16¿Quiénes fueron los que, habiendo oído, le provocaron? ¿No fueron todos los que salieron de Egipto por mano de Moisés? 17Y con quiénes estuvo él disgustado cuarenta años? ¿No fue con los que pecaron, cuyos cuerpos cayeron en el desierto? 18¿Y a quiénes juró que no entrarían en su reposo, sino a aquellos que desobedecieron? 19Y vemos que no pudieron entrar a causa de incredulidad”.

Somos hechos participantes de Cristo, como Moisés. Él golpeó la roca y salieron aguas. ¿Cuándo somos nosotros participantes? Si retenemos nuestra confianza; con tal que retengamos firme hasta el fin nuestra confianza del principio; que no haya en nosotros corazón malo, ¿de qué? de incredulidad, es decir, no confiar en Dios, ver las cosas visibles. En cambio ¿qué se dice de Moisés? Que se sostuvo como viendo al Invisible. ¡Amén!

CRISTO prometió estar con Sus hijos, los que le aman y obedecen todos los días hasta el fin del mundo. El mundo tiene un fin, pero por encima está CRISTO. Por qué, mejor no aprovechamos bien el tiempo trayendo la complacencia de DIOS?, predicando Su palabra, Viviendo en Justicia, Santidad y Amor!. Es tiempo de llamar a lo bueno bueno y a lo malo malo y no tolerar lo que el Padre no tolera, es tiempo de aborrecer lo que el SEÑOR aborrece, pero es tiempo de amar y desear lo que el Padre Celestial quiere darnos. Es tiempo de regresar a CRISTO, a la Palabra de DIOS.

Las "familias" del mundo están perdidas y sin esperanza sin CRISTO no hay vida. Pero puedes hacer hoy la diferencia y entregar tu vida sin vacilar. CRISTO te da un nuevo corazón y te guiará hacia ÉL. Basta ya de las instituciones humanas que manipulan. Acércate y vive para CRISTO, no volverás a ser el mismo nunca más pues la vida eterna consiste en conocer al Padre y a JESUCRISTO.

No permitas que la tradición, que la cultura y que el legado romano traigan más tinieblas. Abre tus ojos a la verdad.

En el nombre de JESUCRISTO sé sano, testifica y vive para hacer la voluntad de YAHWEH!

 


Busca lo que el Padre Celestial le agrada!! y no para ti mismo!

Que el Padre Celestial te siga bendiciendo,


minluznaciones.
Bajo la Cobertura de JESUCRISTO.

Bibliografía:
- BIBLIA RV 1960.
* El libro de las Jornadas. Por: GINO IAFRANCESCO V.

 

 

Anuncios:

1. COMO HIJO DE DIOS, MANTENGAMONOS EN ORACIÓN Y AYUNO! PRACTICANDO LA JUSTICIA DE DIOS EN CRISTO!
2. ARREPENTIMIENTO - ORACION CONTINUA POR COLOMBIA.
Despierta iglesia! y no permitas que el letargo y brujería romana contaminen nuestra nación.
SI NACISTE EN COLOMBIA Y DESEAS UNIRTE EN ORACIÓN POR ELLA, ESCRIBENOS!
3. Intercesión por  Israel, Colombia, USA, Cuba, Venezuela, Nicaragua, Guatem
ala, México, Perú, Ecuador, Francia y todas las naciones. Estos son tiempos en donde la misericordia de YAHWÉH se ha extendido para tomar la decisión y Volver al CREADOR; son días del desencadenamiento de los juicios para los moradores de la tierra más terribles de todos los tiempos como consecuencia del pecado. Es tiempo que CRISTO brille!
.

Descargue absolutamente GRATIS todas las series Devocionales, haciendo click aquí
Descargue GRATIS los Estudios de Israel, haciendo click aquí

Acerca de:
About 

EVANGELIZA, COMPARTE LA PALABRA DE DIOS!:

1. Este el tiempo para compartir a JESUCRISTO (YASHUA HA MASHIAJ) , Su Palabra y este testimonio de CRISTO con los suyos, en su CASA, Congregación, su comunidad, barrio, colonia, etc. y/o ciudad. Descárguelo, páselo, referencielo, ore y lleve a cabo la Misión de CRISTO en usted.

2. El testimonio de la Revelación de JESUCRISTO en el Cielo y el Infierno, los boletines, los devocionales y todos los materiales  en los sitios web:www.minluznaciones.org y www.razaactiva.com son COMPLETAMENTE dados de GRACIA y están completos para descarga completa y libre USO. Favor abstenerse de pagar ó comercializar con éstos.

Acerca de este Ministerio de JESUCRISTO:

LUZ PARA LAS NACIONES
Una Revelación de JESUCRISTO del Cielo y el infierno

Web Site oficial: www.minluznaciones.org

PERMISO: ¡Si! Absolutamente.
Por favor retransmita todos estos materiales fundamentados en la Palabra de YAHWEH y envíelos a quien guste,
sin alterar los contenidos ni cobrar alguna retribución (de carácter comercial o cualquier otro). Suministrelo de Gracia...
¡GRACIAS!