Page 12 - UNA REVELACION DEL CIELO Y EL INFIERNO
P. 12

nariz, entraban por sus oídos,  salían por su boca y él trataba de despegar sus
                   manos de aquella pared  y quitarse los grilletes pero no podía y gritaba fuerte
                   pidiendo misericordia a DIOS y le decía una y otra vez  que por favor lo sacara
                   de  aquel  lugar,  lo  más  impresionante  era  que  había  alrededor  de  él  unos
                   demonios que  atormentaban  todo  su  cuerpo  y lo destruían; estos  demonios
                   eran muy parecidos a unos muñecos que hay aquí en la tierra que se llaman los
                   giordanos  y  en el infierno ya no eran muñecos ni se veían tan tiernos si no que
                   eran demonios en su esencia,  eran de un metro más o menos estatura    tenían
                   dientes filudos, sus ojos eran rojos y con muchísima furia atormentaban a este
                   hombre y a todas las almas que estaba allí, cuando vimos esto el Señor nos dijo
                   que este era un espíritu de tristeza y  pudimos entender que hay cosas en la
                   tierra que han sido inspiradas desde el infierno y por lo tanto no le agradan al
                   Señor.

                    En  ese  momento  estábamos  horrorizados  por  lo  que  estábamos  viendo,
                   habían llamas de aproximadamente  3  a  4  metros de  altura  y  en  cada una  de
                   esas  llamas  había  una  persona que había muerto he ido al Infierno y en aquel
                   instante  DIOS  nos  permite  ver  un  hombre  que  estaba  en  una  paila  de  esas
                   volteado boca abajo su rostro se caía en pedazos y se quedó mirando fijamente
                   al Señor y aquel hombre comenzó a clamar y a llamar a JESÚS y le decía:
                   ¡Señor,  ten  misericordia!  ¡Señor,  dame  una  oportunidad!,  ¡sácame  de  este
                   lugar!, el Señor ni siquiera quiso mirarle sino que volteó la espalda y cuando el
                   Señor volteo la espalda, aquel hombre comenzó a lanzar palabras de maldición
                   contra Él y este hombre era Jhon Lennon integrante del grupo los Beatles.

                   Este  fue  un  hombre  que  quiso  burlarse  del  Señor,  dijo  que  el  cristianismo
                   desaparecería y que JESUCRISTO sería olvidado, pero hoy en día este hombre
                   está en el Infierno y JESUCRISTO está vivo y el cristianismo no ha desaparecido.
                   Gálatas 6:7 dice: “No os engañéis, DIOS no puede ser burlado pues todo lo que
                   el  hombre  sembrare  eso  también  segará”.  Y  por  el  borde  de  aquel  lugar  las
                   almas nos extendían las manos clamando misericordia y le pedían a JESÚS que
                   lo sacase de allí, pero ya es demasiado tarde para ellos.

                   Fuimos llevados   al lugar más terrible del infierno al lugar más tormentoso, al
                   núcleo  del  infierno  donde  se  concentra  los  mayores  sufrimientos  que  el
                   hombre jamás haya podido expresar y allí estaban nada menos y nada más que
                   los  que  habían  conocido  la  palabra  de  DIOS,  “el  corazón  del  infierno”,   allí
                   habían  personas  que  habían  sido  pastores,  evangelistas,  sacerdotes,  que
                   conocían  la  Biblia y predicaban  o  enseñaban la  palabra   pero  que  vivían  una





                                                             12
   7   8   9   10   11   12   13   14   15   16   17