Si no observa adecuadamente este mensaje, haga por favor click aquí

MINLUZNACIONES
Boletín Internacional
OBTENIENDO LA RESPUESTA: EL CLAMOR

 

OBTENIENDO LA RESPUESTA: EL CLAMOR

 

¿Y acaso Dios no hará justicia a sus escogidos, que claman a ÉL día y noche? ¿Se tardará en responderles?
Os digo que pronto les hará justicia. Pero cuando venga el Hijo del Hombre, ¿hallará fe en la tierra?
(Lucas 18:7-8)

Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces
(Jeremías 33:3)

Serán luego vueltos atrás mis enemigos, el día en que yo clamare;
Esto sé, que Dios está por mí.
(Salmo 56:9)

 

abed, pues, que Jehová ha escogido al piadoso para sí;
Jehová oirá cuando yo a él clamare.
(Salmo 4:3 )

Ciertamente el pueblo morará en Sion, en Jerusalén; nunca más llorarás; el que tiene misericordia se apiadará de ti; al oír la voz de tu clamor te responderá
(Isaías 30:19 )

Con mi voz clamé a Jehová,
Y él me respondió desde su monte santo
(Salmo 3:4)

Los ojos de Jehová están sobre los justos,
Y atentos sus oídos al clamor de ellos.
(Salmo 34:15)

¿Qué es CLAMAR?
Clamar es pedir con vehemencia, con ímpetu, con pasión!, puede (y debería?) involucrar gritar o dar voces, en especial para pedir ayuda. Es levantarse del polvo, conmoverse y acudir a DIOS con súplica, con ruego, con lágrimas y perseverancia buscando su favor, su voluntad, su socorro.

El clamor debe ser algo natural, algo automático en el orar del cristiano. El clamor no tiene que estar motivado por un ayuno o un problema. No hay que esperar dar una ofrenda para clamar o tener un gran problema. Siempre el hijo de Dios debe clamar es que es la forma en que debe expresarse ante Dios.

Clamar no necesariamente es lo mismo que gritar. Es expresarse al máximo posible en la oración, es la oración más pura que puede haber. Por eso es que Dios la quiere. Ahí no pensamos lo que decimos, solo hablamos dejando que Dios nos guie y ponga las palabras en nuestra boca, palabras que Dios quiere oír.

El clamor debe ser guiado por Dios. Osea no se debe pensar en lo que se está diciendo sino dejar que Dios guie la oraciones. Yo cuando clamo no me concentro en lo que voy a decir, solo hablo. Las palabras fluyen solas y a veces pido cosas que ni pensaba que tenía que solicitar. Me dejo guiar por el Espíritu Santo, por ello es sumamente importante clamar por ser bautizados en lenguas espirituales!.

Como está escrito:

 


de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; pues qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles
(Romanos 8:26)

Es evidente que quienes claman a Dios día y noche son inmediatamente escuchados. La respuesta está inscrita en la petición misma. Como dice Jesús: Son  escuchados prontamente, sin tardar (versículo 8). Incluso antes de que llamen yo  responderé, y estando aún hablando serán escuchados, dice el profeta Isaías (65: 24). Por  lo demás, el tiempo, entre Dios y nosotros no se mide en términos similares: Un día es ante  Dios como mil años y mil años como un día (2Pe 3,8). No estamos en la misma onda... Nosotros clamamos día y noche en la duración y en el tiempo; él responde en el instante,  que es equivalentemente la eternidad. Ahí está la prueba y el combate de la oración. Por eso Dios quiere que oremos sin cesar y sin desfallecer nunca.

 

Él escoge hombres (varones y mujeres) que  hagan efectiva y real esta oración, para los cuales la oración es lo único necesario, la  actividad única. Ellos inscriben esta duración de la oración en su carne y en el tiempo que  el Señor les da de vida. Si hay que orar  siempre sin cansarse, no es tanto para obtener lo que ya hemos recibido como para  mantener la llama, igual que el aceite alimenta la lámpara. Padre, te doy gracias porque  siempre me escuchas. Mas, como la oración es ejercicio de fe, sé que al mismo tiempo  debo siempre suplicar. Clamar es paciencia del amor, por parte de Dios como por parte  del hombre; es exceso de fe, y por tanto de oración. Pero el hijo del hombre, cuando  venga, ¿encontrará fe en la tierra? (v. 8). 

 

Jesús, en cuanto hombre, ha sido el  primero en clamar y orar sin cesar y sin desfallecer. Él es nuestro modelo, el gran suplicante, nuestro  único intercesor ante el Padre (Heb 7,25). En el corazón de los Tres, el Hijo es sin cesar  colmado por el Padre; está en estado perpetuo de escucha por su parte, porque él está en  estado perpetuo de súplica por el suyo. Y en medio de la tierra, Jesús no dejó de proseguir  esta oración, esperándolo todo de su Padre, el ser como el obrar, y devolviéndole sin cesar  toda la gloria y todo el gozo.

Suplicaba siempre en el tiempo y era escuchado a cada  instante. Por eso podía decir: Padre, te doy gracias porque me has escuchado. Yo sé que  siempre me escuchas. ¿No era él el hijo, en quien estaba todo el amor y toda la alegría del  Padre? Suplicaba día y noche, y era escuchado en el instante mismo en que se alzaba su  plegaria. No sólo eso; Jesús suplicó durante toda su vida terrestre a causa de la debilidad  de su carne; pero suplicó en el corazón mismo de la Trinidad como Verbo, ya que el Padre  era más grande que él y se lo daba todo. 


Su oración era una respiración permanente; pedía el amor al Padre (por tanto, al Espíritu  Santo), y al instante mismo el Padre escuchaba su petición, concediéndole el Espíritu. Su  oración tenía la densidad de un instante, lo cual me permite decir que la respuesta estaba  incluida en la petición. Por eso su oración era al mismo tiempo súplica y acción de gracias. 
Esto nos resulta difícil de comprender porque vivimos en el tiempo y no vemos llegar lo que  habíamos pedido, mientras que Jesús nos asegura que el Padre nos escucha siempre.  Para nosotros, la oración está ligada al tiempo, y por tanto a la perseverancia. 
Cuando no vemos que ocurra algo es cuando más tentados nos sentimos a bajar los  brazos. Sólo la fe puede mantenernos; por eso la cuestión que "inquieta" a Cristo es  precisamente esta: ¿encontrará fe cuando vuelva a la tierra? ¿Encontrará hombres que se  mantengan y perseveren lo suficiente en la oración para creer que han sido ya  escuchados?

La prueba de la fe perseverante autentifica la cualidad de la oración. Como  en el perdón de las ofensas, al que la oración está ligada, se perdona una, dos, diez,  setenta veces; pero un buen día se corre peligro de cesar. "Debemos ser hombres de Dios y, para  decirlo más sencillamente, hombres de oración con el suficiente valor para arrojarnos en  ese misterio de silencio que se llama Dios sin recibir aparentemente otra respuesta que la  fuerza de seguir creyendo, esperando, amando y, por tanto, orando". 


En el fondo, cuanto más se avanza en la vida de oración, más se penetra en el misterio  del silencio de Dios. Uno mismo se ve reducido al silencio; no se sabe ya lo que hay que  decir, e incluso pedir. Sin embargo, se está convencido en lo más hondo de uno mismo de  que la oración es la única cosa importante, la única a la que vale la pena consagrarle la  vida. 

Pacientemente esperé a Jehová,
Y se inclinó a mí, y oyó mi clamor
(Salmo 40:1)

 

Tremendo!. DIOS mismo (Jehová) se inclina a escuchar el clamor de sus hijos! Aleluya !

CRISTO mismo nos da siempre ejemplo:

Y Cristo, en los días de su carne, ofreciendo ruegos y súplicas con gran clamor y lágrimas al que le podía librar de la muerte, fue oído a causa de su temor reverente.
Y aunque era Hijo, por lo que padeció aprendió la obediencia;
y habiendo sido perfeccionado, vino a ser autor de eterna salvación para todos los que le obedecen;
(Hebreos 5:7-9)

El clamor de CRISTO para ser escuchado siempre fue con ofrendas de ruegos y súplicas, con gran clamor y lágrimas!

¿Cómo es tu oración? ahora, ¿Cómo es tu clamor a DIOS? ¿Se ha detenido Su divina respuesta? - Qué cosas contrarias han detenido la respuesta: Pecado, falta de perdón, perdonar, el no ponerse a cuentas con DIOS, injusticia, no perseverancia, el maltrato del esposo hacia la esposa, la pereza, la no sinceridad, la insensibilidad, incredulidad, duda, la carne, etc? Busca por dentro y si deseas ser escuchado este es el momento para el verdadero arrepentimiento. Se acaba el tiempo, CRISTO viene inminentemente.

Ahora:

Y esta es la confianza que tenemos en él, que si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, él nos oye.
Y si sabemos que él nos oye en cualquiera cosa que pidamos, sabemos que tenemos (resueltas) las peticiones que le hayamos hecho.
(1 Juan 5:14-15)

 

He aquí el secreto: Clamamos día y noche a ÉL y ÉL responde al instante! si pedimos de acuerdo con Su voluntad, si tenemos la confianza en ÉL!. Gloria EXCLUSIVA a DIOS! Aleluya!. el clamor entonces involucra ponernos de acuerdo en lo que él quiere hacer, a través de SU PALABRA: Clamamos de acuerdo con su Palabra! Aleluya!

Este es tiempo para clamar de día y de noche, vienen cosas terribles para el mundo y la Iglesia debe estar preparada para CRISTO, para clamar con voz en cuello en la ciudad, en el desierto: PREPARAD EL CAMINO AL SEÑOR!.

QUE SEA DIOS QUIEN SIEMPRE NOS GUIE Y NOS EDIFIQUE EN SU VERDAD Y EN SU AMOR.

 

Dios te bendiga,

 

Jenny y Hugo G.
Bajo la Cobertura de JESUCRISTO a través de la ICC JESUCRISTO REY DE REYES
Bogotá - Colombia

Bibliografía:
- BIBLIA Reina Valera 1960.

(Le invitamos a leer y cavar más y más profundo en la Palabra de DIOS - con estos devocionales relacionados - en :)
- La necesidad de Orar y Casa de Oración
- El Combate en el Cielo
- Sitiar: Una estrategia del mal
- Guerra en los Cielos
- Derribando todo argumento: La opresión espiritual
- Los Valientes pertenecen al Reino de DIOS
- Adorador-Intercesor: Uno que trae el Cielo a la Tierra

- Operaciones Demoníacas
- Buscando la Unción
- El horno de Fuego
- Qué hacer cuando no saber qué hacer
- Destruye a Amalec
- Cómo ser guiado por DIOS
- La Segunda Milla

* Descargue absolutamente gratis todas las series Devocionales, haciendo click aquí
*
Usted puede leer online todos los boletines enviados previamente aquí...


Acerca de:

 

Anuncios:

1. El testimonio de la Revelación de JESUCRISTO en el Cielo y el Infierno, los boletines y los devocionales son gratuitos y están para descarga libre y completa en los sitios web:www.minluznaciones.org y www.razaactiva.com.

2. Si se encuentra en Bogotá-Colombia y desea conocer más íntimamente a JESUCRISTO, crecer en DIOS, adorar al Padre en espíritu y verdad, prepararse para la venida de CRISTO y descubrir su verdadero Propósito en DIOS, escríbanos.



Acerca del Ministerio

MINISTERIO INTERNACIONAL LUZ PARA LAS NACIONES
Una Revelación de JESUCRISTO del Cielo y el infierno.
Web Site oficial: www.minluznaciones.org
Colombia

PERMISO: ¡Si! Usted puede usar todo nuestro material y enviárselo a quién guste sin alterar los contenidos.
¡GRACIAS!