Si no observa adecuadamente este mensaje, haga por favor click aquí

MINLUZNACIONES
Boletín Internacional
RECONOCIENDO SI UN MENSAJE ES REALMENTE DE DIOS -1
RECONOCIENDO SI UN MENSAJE
 REALMENTE PROCEDE DE DIOS - 1


Porque como desciende de los cielos la lluvia y la nieve, y no vuelve allá, sino que riega la tierra,
y la hace germinar y producir, y da semilla al que siembra, y pan al que come,
así será mi palabra que sale de mi boca; no volverá a mí vacía,
sino que hará lo que yo quiero, y será prosperada en aquello para que la envié.
(Isaías 55:10-11)


LA PALABRA DE DIOS SIEMPRE ES ESPÍRITU Y ES  VIDA.

Cuando DIOS levanta un mensajero y lo envía para dar un mensaje, lo hace porque desea producir un efecto o resultado en Su pueblo, esto es, producir cambios del estado actual no ideal (no restaurado, cautivo, caído, enfermo), al estado ideal (restaurado, libre, sano), conforme al diseño y voluntad del Creador. Las sagradas escrituras son el fundamento para conocer cuál es el efecto que el Eterno desea con su palabra profética:

• Traer arrepentimiento al pecador, convenciéndolo de su pecado.

Levántate y vé a Nínive, aquella gran ciudad,
y proclama en ella el mensaje que yo te diré.
Y comenzó Jonás a entrar por la ciudad, camino de un día, y predicaba diciendo:
 De aquí a cuarenta días Nínive será destruida.
Y los hombres de Nínive creyeron a Dios, y proclamaron ayuno, y se vistieron de cilicio desde
el mayor hasta el menor de ellos.
(Jonás 3:2, 3:4-5)


Y él fue por toda la región contigua al Jordán, predicando el bautismo del arrepentimiento
para perdón de pecados
(Lucas 3:3)

• Hacer que su pueblo se vuelva de sus malos caminos cuando se hayan apartado del verdadero camino, que por cierto es angosto.

Y les envió profetas para que los volviesen a Jehová, los cuales les amonestaron;
mas ellos no los escucharon.
(2 Crónicas 24:19)

Para traer restauración a su pueblo cuando su condición espiritual está como los huesos secos que vio el profeta Ezequiel.

Me dijo entonces: Profetiza sobre estos huesos, y diles: Huesos secos, oíd palabra de Jehová.
Así ha dicho Jehová el Señor a estos huesos: He aquí,
yo hago entrar espíritu en vosotros, y viviréis.
Y pondré tendones sobre vosotros, y haré subir sobre vosotros carne, y os cubriré de piel, y
pondré en vosotros espíritu, y viviréis; y sabréis que yo soy Jehová.
Profeticé, pues, como me fue mandado; y hubo un ruido mientras yo profetizaba,
y he aquí un temblor; y los huesos se juntaron cada hueso con su hueso.
Y miré, y he aquí tendones sobre ellos, y la carne subió,
y la piel cubrió por encima de ellos; pero no había en ellos espíritu.
Y me dijo: Profetiza al espíritu, profetiza, hijo de hombre, y dí al espíritu: Así ha dicho Jehová
el Señor: Espíritu, ven de los cuatro vientos, y sopla sobre estos muertos, y vivirán.
Y profeticé como me había mandado, y entró espíritu en ellos, y vivieron, y estuvieron sobre
sus pies; un ejército grande en extremo.
(Ezequiel 37:4-10).


• Para traer dirección a su pueblo, con la finalidad de que abandonen su agenda personal y tomen la agenda que DIOS trae para sus vidas.


Hizo, pues, Samuel como le dijo Jehová; y luego que él llegó a Belén,
los ancianos de la ciudad salieron a recibirle con miedo, y dijeron: ¿Es pacífica tu venida?
Pero el profeta Gad dijo a David: No te estés en este lugar fuerte; anda y vete a tierra de Judá.
Y David se fue, y vino al bosque de Haret.
(1 Samuel 16:4,22:5),


Muerto Joiada, vinieron los príncipes de Judá y ofrecieron obediencia al rey; y el rey los oyó.
Y desampararon la casa de Jehová el Dios de sus padres,y sirvieron a los símbolos de Asera y a las imágenes esculpidas.
Entonces la ira de Dios vino sobre Judá y Jerusalén por este su pecado.
Y les envió profetas para que los volviesen a Jehová, los cuales les amonestaron;
mas ellos no los escucharon.Entonces el Espíritu de Dios vino sobre Zacarías hijo del sacerdote Joiada; y puesto en pie,
donde estaba más alto que el pueblo, les dijo: Así ha dicho Dios:
¿Por qué quebrantáis los mandamientos de Jehová?
No os vendrá bien por ello; porque por haber dejado a Jehová, él también os abandonará.
Pero ellos hicieron conspiración contra él, y por mandato del rey lo apedrearon hasta matarlo,
en el patio de la casa de Jehová.
(2 Crónicas 24:17-21)

Vé y dí a David mi siervo: Así ha dicho Jehová: Tú no me edificarás casa en que habite
(1 Crónicas 17:4)

¿Por qué hicisteis errar vuestras almas? Pues vosotros me enviasteis a Jehová vuestro Dios,
diciendo: Ora por nosotros a Jehová nuestro Dios, y haznos saber todas las cosas que
Jehová nuestro Dios dijere, y lo haremos.
Y os lo he declarado hoy, y no habéis obedecido a la voz de Jehová vuestro Dios, ni a todas las
cosas por las cuales me envió a vosotros.
Ahora, pues, sabed de cierto que a espada, de hambre y de pestilencia moriréis en el lugar
donde deseasteis entrar para morar allí.
(Jeremías 42:20-22)


• Para traer un despertar a su pueblo, para que se activen en su perfecta voluntad.

Y oyó Zorobabel hijo de Salatiel, y Josué hijo de Josadac, sumo sacerdote, y todo el resto del
pueblo, la voz de Jehová su Dios, y las palabras del profeta Hageo, como le había enviado
Jehová su Dios; y temió el pueblo delante de Jehová.
Entonces Hageo, enviado de Jehová, habló por mandato de Jehová al pueblo, diciendo: Yo
estoy con vosotros, dice Jehová.
Y despertó Jehová el espíritu de Zorobabel hijo de Salatiel, gobernador de Judá, y el espíritu
de Josué hijo de Josadac, sumo sacerdote, y el espíritu de todo el resto del pueblo; y
vinieron y trabajaron en la casa de Jehová de los ejércitos, su Dios,
(Hageo 1:12-14)


• Para entregar a su pueblo los diseños del Creador.

Conforme a todo lo que yo te muestre, el diseño del tabernáculo, y el diseño de todos sus
utensilios, así lo haréis
(Éxodo 25:9)

Y si se avergonzaren de todo lo que han hecho, hazles entender el diseño de la casa, su
disposición, sus salidas y sus entradas, y todas sus formas, y todas sus descripciones, y todas
sus configuraciones, y todas sus leyes; y descríbelo delante de sus ojos, para que guarden
toda su forma y todas sus reglas, y las pongan por obra
(Ezequiel 43:11)

Y David dio a Salomón su hijo el plano del pórtico del templo y sus casas,
sus tesorerías, sus aposentos, sus cámaras y la casa del propiciatorio.
Asimismo el plano de todas las cosas que tenía en mente para los atrios de la casa de Jehová,
para todas las cámaras alrededor, para las tesorerías de la casa de Dios, y para las
tesorerías de las cosas santificadas.
También para los grupos de los sacerdotes y de los levitas, para toda la obra del ministerio
de la casa de Jehová, y para todos los utensilios del ministerio de la casa de Jehová.
Y dio oro en peso para las cosas de oro, para todos los utensilios de cada servicio, y plata en
peso para todas las cosas de plata, para todos los utensilios de cada servicio.
Oro en peso para los candeleros de oro, y para sus lámparas; en peso el oro para cada
candelero y sus lámparas; y para los candeleros de plata, plata en peso para cada candelero
y sus lámparas, conforme al servicio de cada candelero.
Asimismo dio oro en peso para las mesas de la proposición, para cada mesa; del mismo modo
plata para las mesas de plata.
También oro puro para los garfios, para los lebrillos, para las copas y para las tazas de oro; para
cada taza por peso; y para las tazas de plata, por peso para cada taza.
Además, oro puro en peso para el altar del incienso, y para el carro de los querubines de oro,
que con las alas extendidas cubrían el arca del pacto de Jehová.
Todas estas cosas, dijo David, me fueron trazadas por la mano de Jehová, que me hizo
entender todas las obras del diseño.
(1 Crónicas 28:11-19)

Tuvieron nuestros padres el tabernáculo del testimonio en el desierto, como había ordenado
Dios cuando dijo a Moisés que lo hiciese conforme al modelo que había visto
(Hechos 7:44)

• Para restaurar la adoración conforme a sus diseños y que agradan al Dios Sublime (adoración revelada)

Y Samuel tomó un cordero de leche y lo sacrificó entero en holocausto a Jehová;
y clamó Samuel a Jehová por Israel, y Jehová le oyó.
(1 Samuel 7:9)


Cuando David llegó a la cumbre del monte para adorar allí a Dios, he aquí Husai arquita que le
salió al encuentro, rasgados sus vestidos, y tierra sobre su cabeza.
(2 Samuel 15:32)

Asimismo David y los jefes del ejército apartaron para el ministerio a los hijos de Asaf, de
Hemán y de Jedutún, para que profetizasen con arpas, salterios y címbalos; y el número
de ellos, hombres idóneos para la obra de su ministerio, fue:
De los hijos de Asaf: Zacur, José, Netanías y Asarela, hijos de Asaf, bajo la dirección de Asaf,
el cual profetizaba bajo las órdenes del rey.
De los hijos de Jedutún: Gedalías, Zeri, Jesaías, Hasabías, Matatías y Simei; seis, bajo la dirección
de su padre Jedutún, el cual profetizaba con arpa, para aclamar y alabar a Jehová.
De los hijos de Hemán: Buquías, Matanías, Uziel, Sebuel, Jeremot, Hananías, Hanani, Eliata,
Gidalti, Romanti-ezer, Josbecasa, Maloti, Hotir y Mahaziot.
Todos éstos fueron hijos de Hemán, vidente del rey en las cosas de Dios, para exaltar su
poder; y Dios dio a Hemán catorce hijos y tres hijas.
Y todos éstos estaban bajo la dirección de su padre en la música, en la casa de Jehová, con
címbalos, salterios y arpas, para el ministerio del templo de Dios. Asaf, Jedutún y Hemán
estaban por disposición del rey.
(1 Crónicas 25:1-6)

Entonces dijo Elías a todo el pueblo: Acercaos a mí. Y todo el pueblo se le acercó; y él arregló el
altar de Jehová que estaba arruinado.
(1 Reyes 18:30)

Entonces me fue dada una caña semejante a una vara de medir, y se me dijo: Levántate, y
mide el templo de Dios, y el altar, y a los que adoran en él
(Apocalipsis 11:1)

• Para entregar a sus guerreros las estrategias para hacer la guerra espiritual que trae verdadera liberación.

Y Samuel dijo: Reunid a todo Israel en Mizpa, y yo oraré por vosotros a Jehová.
Y se reunieron en Mizpa, y sacaron agua, y la derramaron delante de Jehová, y ayunaron aquel
día, y dijeron allí: Contra Jehová hemos pecado.
Y juzgó Samuel a los hijos de Israel en Mizpa.
Cuando oyeron los filisteos que los hijos de Israel estaban reunidos en Mizpa, subieron los
príncipes de los filisteos contra Israel; y al oír esto los hijos de Israel,
tuvieron temor de los filisteos.
Entonces dijeron los hijos de Israel a Samuel: No ceses de clamar por nosotros a Jehová
nuestro Dios, para que nos guarde de la mano de los filisteos.
Y Samuel tomó un cordero de leche y lo sacrificó entero en holocausto a Jehová; y clamó
Samuel a Jehová por Israel, y Jehová le oyó.
Y aconteció que mientras Samuel sacrificaba el holocausto, los filisteos llegaron para pelear
con los hijos de Israel. Mas Jehová tronó aquel día con gran estruendo sobre los filisteos, y
los atemorizó, y fueron vencidos delante de Israel.
(1 Samuel 7:5-10)

Y volviendo los filisteos a extenderse por el valle,
David volvió a consultar a Dios, y Dios le dijo: No subas tras ellos, sino rodéalos, para venir a
ellos por delante de las balsameras.
Y así que oigas venir un estruendo por las copas de las balsameras, sal luego a la batalla,
porque Dios saldrá delante de ti y herirá el ejército de los filisteos.
(1 Crónicas 14:13-15)

• Para revelar a su pueblo las cosas que el Eterno quiere hacer para que intercedamos por ellas.

Así me ha mostrado Jehová el Señor: He aquí, él criaba langostas cuando comenzaba a crecer
el heno tardío; y he aquí era el heno tardío después de las siegas del rey.
Y aconteció que cuando acabó de comer la hierba de la tierra, yo dije: Señor Jehová, perdona
ahora; ¿quién levantará a Jacob? porque es pequeño.
Se arrepintió Jehová de esto: No será, dijo Jehová.
Jehová el Señor me mostró así: He aquí, Jehová el Señor llamaba para juzgar con fuego; y
consumió un gran abismo, y consumió una parte de la tierra.
Y dije: Señor Jehová, cesa ahora; ¿quién levantará a Jacob? porque es pequeño.
Se arrepintió Jehová de esto: No será esto tampoco, dijo Jehová el Señor.
(Amos 7:1-6)

En el año primero de Darío hijo de Asuero, de la nación de los medos,
que vino a ser rey sobre el reino de los caldeos,
en el año primero de su reinado, yo Daniel miré atentamente en los libros el número de los
años de que habló Jehová al profeta Jeremías,
que habían de cumplirse las desolaciones de Jerusalén en setenta años.
Y volví mi rostro a Dios el Señor, buscándole en oración y ruego, en ayuno, cilicio y ceniza.
Y oré a Jehová mi Dios e hice confesión diciendo: Ahora, Señor, Dios grande, digno de ser
temido, que guardas el pacto y la misericordia con los que te aman
y guardan tus mandamientos;
hemos pecado, hemos cometido iniquidad, hemos hecho impíamente, y hemos sido rebeldes, y
nos hemos apartado de tus mandamientos y de tus ordenanzas.
No hemos obedecido a tus siervos los profetas, que en tu nombre hablaron a nuestros reyes, a
nuestros príncipes, a nuestros padres y a todo el pueblo de la tierra.
Tuya es, Señor, la justicia, y nuestra la confusión de rostro, como en el día de hoy lleva todo
hombre de Judá, los moradores de Jerusalén, y todo Israel, los de cerca y los de lejos, en
todas las tierras adonde los has echado a causa
de su rebelión con que se rebelaron contra ti.
Oh Jehová, nuestra es la confusión de rostro, de nuestros reyes, de nuestros príncipes y de
nuestros padres; porque contra ti pecamos.
De Jehová nuestro Dios es el tener misericordia y el perdonar,
aunque contra él nos hemos rebelado,
y no obedecimos a la voz de Jehová nuestro Dios, para andar en sus leyes que él puso delante
de nosotros por medio de sus siervos los profetas.
Todo Israel traspasó tu ley apartándose para no obedecer tu voz; por lo cual ha caído sobre
nosotros la maldición y el juramento que está escrito en la ley de Moisés, siervo de Dios;
porque contra él pecamos.
Y él ha cumplido la palabra que habló contra nosotros y contra nuestros jefes que nos
gobernaron, trayendo sobre nosotros tan grande mal; pues nunca fue hecho debajo del
cielo nada semejante a lo que se ha hecho contra Jerusalén.
Conforme está escrito en la ley de Moisés, todo este mal vino sobre nosotros; y no hemos
implorado el favor de Jehová nuestro Dios, para convertirnos de nuestras maldades y
entender tu verdad.
Por tanto, Jehová veló sobre el mal y lo trajo sobre nosotros; porque justo es Jehová nuestro
Dios en todas sus obras que ha hecho, porque no obedecimos a su voz.
Ahora pues, Señor Dios nuestro, que sacaste tu pueblo de la tierra de Egipto con mano
poderosa, y te hiciste renombre cual lo tienes hoy; hemos pecado, hemos hecho
impíamente.
Oh Señor, conforme a todos tus actos de justicia, apártese ahora tu ira y tu furor de sobre tu
ciudad Jerusalén, tu santo monte; porque a causa de nuestros pecados, y por la maldad
de nuestros padres, Jerusalén y tu pueblo son el oprobio de todos en derredor nuestro.
Ahora pues, Dios nuestro, oye la oración de tu siervo, y sus ruegos; y haz que tu rostro
resplandezca sobre tu santuario asolado, por amor del Señor.
Inclina, oh Dios mío, tu oído, y oye; abre tus ojos, y mira nuestras desolaciones, y la ciudad
sobre la cual es invocado tu nombre; porque no elevamos nuestros ruegos ante ti
confiados en nuestras justicias, sino en tus muchas misericordias.
(Daniel 9:1-18)


Y esta es la confianza que tenemos en él,
que si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, él nos oye
(1 Juan 5:14)

Pero también revelar aquellas cosas por las cuales ya no debemos interceder.
Me dijo Jehová: Si Moisés y Samuel se pusieran delante de mí, no estaría mi voluntad con este
pueblo; échalos de mi presencia, y salgan.
(Jeremías 15:1)

Dijo Jehová a Samuel: ¿Hasta cuándo llorarás a Saúl, habiéndolo yo desechado para que no
reine sobre Israel? Llena tu cuerno de aceite, y ven, te enviaré a Isaí de Belén, porque de
sus hijos me he provisto de rey.
(1 Samuel 16:1)

y estuviesen en medio de ella Noé, Daniel y Job, vivo yo, dice Jehová el Señor, no librarían a
hijo ni a hija; ellos por su justicia librarían solamente sus propias vidas.
(Ezequiel 14:20)

Tú, pues, no ores por este pueblo, ni levantes por ellos clamor ni oración,
ni me ruegues; porque no te oiré.
¿No ves lo que éstos hacen en las ciudades de Judá y en las calles de Jerusalén?
(Jeremías 7:16-17)

Me dijo Jehová: No ruegues por este pueblo para bien.
Cuando ayunen, yo no oiré su clamor, y cuando ofrezcan holocausto y ofrenda no lo
aceptaré, sino que los consumiré con espada, con hambre y con pestilencia.
(Jeremías 14:11-12)


• Para hacer saber a su pueblo cuando sus juicios se avecinan a una persona, ciudad, pueblo o nación con la finalidad de que se aperciban


Tocarán trompeta, y prepararán todas las cosas, y no habrá quien vaya a la batalla; porque mi
ira está sobre toda la multitud.
De fuera espada, de dentro pestilencia y hambre; el que esté en el campo morirá a espada, y al
que esté en la ciudad lo consumirá el hambre y la pestilencia.
Y los que escapen de ellos huirán y estarán sobre los montes como palomas de los valles,
gimiendo todos, cada uno por su iniquidad.
Toda mano se debilitará, y toda rodilla será débil como el agua.
Se ceñirán también de cilicio, y les cubrirá terror; en todo rostro habrá vergüenza, y todas sus
cabezas estarán rapadas.
Arrojarán su plata en las calles, y su oro será desechado; ni su plata ni su oro podrá librarlos en
el día del furor de Jehová; no saciarán su alma, ni llenarán sus entrañas, porque ha sido
tropiezo para su maldad.
Por cuanto convirtieron la gloria de su ornamento en soberbia, e hicieron de ello las imágenes
de sus abominables ídolos, por eso se lo convertí en cosa repugnante.
En mano de extraños la entregué para ser saqueada, y será presa de los impíos de la tierra, y la
profanarán.
Y apartaré de ellos mi rostro, y será violado mi lugar secreto; pues entrarán en él invasores y lo
profanarán.
Haz una cadena, porque la tierra está llena de delitos de sangre, y la ciudad está llena de
violencia.
Traeré, por tanto, los más perversos de las naciones, los cuales poseerán las casas de ellos; y
haré cesar la soberbia de los poderosos, y sus santuarios serán profanados.
Destrucción viene; y buscarán la paz, y no la habrá
Hijo de hombre, habla a los hijos de tu pueblo, y diles: Cuando trajere yo espada sobre la tierra,
y el pueblo de la tierra tomare un hombre de su territorio y lo pusiere por atalaya,
y él viere venir la espada sobre la tierra, y tocare trompeta y avisare al pueblo,
(Ezequiel 7:14-25, 33:2-3)

Tocad bocina en Gabaa, trompeta en Ramá: sonad alarma en Bet-avén; tiembla, oh Benjamín.
Efraín será asolado en el día del castigo; en las tribus de Israel hice conocer la verdad.
Los príncipes de Judá fueron como los que traspasan los linderos;
derramaré sobre ellos como agua mi ira.
Efraín es vejado, quebrantado en juicio, porque quiso andar en pos de vanidades.
Yo, pues, seré como polilla a Efraín, y como carcoma a la casa de Judá.
(Oseas 5:8-12)

Tocad trompeta en Sion, y dad alarma en mi santo monte; tiemblen todos los moradores de
la tierra, porque viene el día de Jehová, porque está cercano.
Día de tinieblas y de oscuridad, día de nube y de sombra; como sobre los montes se extiende
el alba, así vendrá un pueblo grande y fuerte; semejante a él no lo hubo jamás, ni después
de él lo habrá en años de muchas generaciones.
(Joel 2:1-2)

El primer ángel tocó la trompeta, y hubo granizo y fuego mezclados con sangre, que fueron
lanzados sobre la tierra; y la tercera parte de los árboles se quemó,
y se quemó toda la hierba verde.
(Apocalipsis 8:7)

Velad, pues, en todo tiempo orando que seáis tenidos por dignos de escapar de todas estas
cosas que vendrán, y de estar en pie delante del Hijo del Hombre.
(Lucas 21:36)

• Para hacer saber a los ministros del Eterno cuando sus juicios se avecinan a los que ministran en los santuarios y a los que gobiernan la iglesia

Pon a tu boca trompeta. Como águila viene contra la casa de Jehová, porque traspasaron mi
pacto, y se rebelaron contra mi ley.
A mí clamará Israel: Dios mío, te hemos conocido.
Israel desechó el bien; enemigo lo perseguirá
(Oseas 8:1-3)

Ellos establecieron reyes, pero no escogidos por mí; constituyeron príncipes, mas yo no lo
supe; de su plata y de su oro hicieron ídolos para sí, para ser ellos mismos destruidos.
(Oseas 8:4)


• Para convocar a su pueblo para que se unan como un solo hombre, como un solo ejército Hazte dos trompetas de plata; de obra de martillo las harás, las cuales te servirán para convocar la congregación, y para hacer mover los campamentos.


Y cuando las tocaren,
toda la congregación se reunirá ante ti a la puerta del tabernáculo de reunión
(Números 10:2-3)

Anunciad en Judá, y proclamad en Jerusalén, y decid: Tocad trompeta en la tierra; pregonad,
juntaos, y decid: Reuníos, y entrémonos en las ciudades fortificadas.
(Jeremías 4:5)

En el lugar donde oyereis el sonido de la trompeta, reuníos allí con nosotros; nuestro Dios
peleará por nosotros
(Nehemías 4:20)

• Para dar protección al pueblo de Dios en el día malo.

Como zorras en los desiertos fueron tus profetas, oh Israel.
No habéis subido a las brechas, ni habéis edificado un muro alrededor de la casa de Israel,
para que resista firme en la batalla en el día de Jehová.
(Ezequiel 13:4-5)

Y el varón de Dios envió a decir al rey de Israel: Mira que no pases por tal lugar,
porque los sirios van allí.
Entonces el rey de Israel envió a aquel lugar que el varón de Dios había dicho; y así lo hizo una y
otra vez con el fin de cuidarse.
Y el corazón del rey de Siria se turbó por esto; y llamando a sus siervos, les dijo: ¿No me
declararéis vosotros quién de los nuestros es del rey de Israel?
Entonces uno de los siervos dijo: No, rey señor mío, sino que el profeta Eliseo está en Israel, el
cual declara al rey de Israel las palabras que tú hablas en tu cámara más secreta.
(2 Reyes 6:9-12)

• Para dar aviso a su pueblo cuando un peligro se acerca. Todo aquel que no se apercibiere considerando el mensaje que el Eterno envía a través de sus profetas estará en peligro

Vino a mí palabra de Jehová, diciendo:
Hijo de hombre, habla a los hijos de tu pueblo, y diles: Cuando trajere yo espada sobre la
tierra, y el pueblo de la tierra tomare un hombre de su territorio y lo pusiere por atalaya,
y él viere venir la espada sobre la tierra, y tocare trompeta y avisare al pueblo,
cualquiera que oyere el sonido de la trompeta y no se apercibiere, y viniendo la espada lo
hiriere, su sangre será sobre su cabeza.
El sonido de la trompeta oyó, y no se apercibió; su sangre será sobre él; mas el que se
apercibiere librará su vida.
(Ezequiel 33:1-5)

Porque es tiempo de que el juicio comience por la casa de Dios; y si primero comienza por
nosotros, ¿cuál será el fin de aquellos que no obedecen al evangelio de Dios?
(1 Pedro 4:17)

• Para levantar muros de protección y cerrar brechas abiertas por donde el enemigo pueda entrar y cautivar al pueblo de Dios.

Hijo de hombre, profetiza contra los profetas de Israel que profetizan, y dí a los que profetizan
de su propio corazón: Oíd palabra de Jehová.
No habéis subido a las brechas, ni habéis edificado un muro alrededor de la casa de Israel,
para que resista firme en la batalla en el día de Jehová
(Ezequiel 13:2,5)

• Para traer una palabra de dirección a los que gobiernan, porque es el Eterno quien gobierna a través de sus leyes y de sus mandatos y no el hombre

por cuanto David había hecho lo recto ante los ojos de Jehová, y de ninguna cosa que le
mandase se había apartado en todos los días de su vida,
salvo en lo tocante a Urías heteo
(1 Reyes 15:5)


• Para preparar el camino para CRISTO, un Pueblo bien dispuesto.


Y tú, niño, profeta del Altísimo serás llamado;
Porque irás delante de la presencia del Señor, para preparar sus caminos
(Lucas 1:76)

como está escrito en el libro de las palabras del profeta Isaías, que dice:
Voz del que clama en el desierto:
Preparad el camino del Señor;
Enderezad sus sendas.
(Lucas 3:4)

Ahora, las Sagradas Escrituras también dicen:

Dios, habiendo hablado muchas veces y de muchas maneras en otro tiempo
ha hablado por el Hijo, a quien constituyó heredero de todo,
y por quien asimismo hizo el universo;
el cual, siendo el resplandor de su gloria, y la imagen misma de su sustancia, y quien sustenta
todas las cosas con la palabra de su poder, habiendo efectuado la purificación de nuestros
pecados por medio de sí mismo, se sentó a la diestra de la Majestad en las alturas,
(Hebreos 1:1-3)



JESUCRISTO es la máxima expresión de la Profecía. (Una Palabra verdadera DEBE llevar hacia JESUCRISTO, por ej: el tabernáculo de Moisés y las fiestas revelan a CRISTO).


Yo me postré a sus pies para adorarle. Y él me dijo: Mira, no lo hagas; yo soy consiervo tuyo, y
de tus hermanos que retienen el testimonio de Jesús. Adora a Dios; porque el testimonio de
Jesús es el espíritu de la profecía
(Apocalipsis 19:10)


Por ello, la Palabra de DIOS (completa) la cual da testimonio de JESÚS es profética. La verdadera profecía es la profecía Bíblica. El Señor JESUCRISTO ha transferido su manto a los discípulos, pero su poder y potencia no se podrán alcanzar hasta que el ESPÍRITU SANTO sea derramado. Si tú tienes el testimonio de JESÚS en tu espíritu, si eres lleno del
ESPÍRITU SANTO allí debe fluir en la profecía:

Y después de esto derramaré mi Espíritu sobre toda carne, y profetizarán vuestros hijos y
vuestras hijas; vuestros ancianos soñarán sueños, y vuestros jóvenes verán visiones.
(Joel 2:28)

La novia de CRISTO (los santos) como el cuerpo de CRISTO, debe ser la expresión profética de CRISTO para la tierra, porque ella tiene la revelación del testimonio de JESUS. Es el tiempo de la iglesia. Pide esto a DIOS en tú oración…


La función interpretativa de la profecía en funcionamiento habilita el evangelismo efectivo en nuestro tiempo. Entender los tiempos y Saber lo que hay que hacer. A través de la comprensión sobrenatural de los tiempos, Simeón y Ana se prepararon para la venida del Mesías en oración y ayuno.

La naturaleza de la profecía hace que el don sean tanto predictivo como interpretativo, pero la Iglesia ha preferido el lado predictivo. Es tiempo para llevar a cabo el lado interpretativo y mucho más cuando DIOS ha decidido intervenir en los asuntos de la tierra en estos días cumpliendo Su Palabra sobre Israel y la Iglesia. Las personas en las calles y en nuestros vecindarios necesitan oír la voz de DIOS, la novia de CRISTO tiene la respuesta.

En tiempos de grandes avivamientos de luz, los “avivamientos” del mal tienden a desafiar los propósitos de DIOS. El ministerio profético de Daniel se desarrolló entre astrólogos, adivinos, hechiceros, brujos y magos… ¿Y?, ¿Quién es el poderoso en Batalla? ¿Cuál es Su nombre?



CRISTO vino a donde había más oscuridad. EL ES LA LUZ VERDADERA:
El pueblo asentado en tinieblas vio gran luz; Y a los asentados en región de sombra de
muerte, Luz les resplandeció
(Mateo 4:16)



¿Dónde están las voces verdaderas de DIOS? ¿Dónde Sus Trompetas? ¿Dónde estás tú?



QUE SEA DIOS QUIEN SIEMPRE NOS GUIE Y NOS EDIFIQUE EN SU VERDAD Y EN SU AMOR.

 

Dios te bendiga,

 

Jenny y Hugo G.
Bajo la Cobertura de JESUCRISTO a través de la I.R. JESUCRISTO REY DE REYES
Bogotá - Colombia

Bibliografía:
- BIBLIA Reina Valera 1960. 

Descargue absolutamente gratis todas las series Devocionales, haciendo click aquí


Acerca de:
 

Anuncios:

1. El testimonio de la Revelación de JESUCRISTO en el Cielo y el Infierno, los boletines y los devocionales son gratuitos y están para descarga libre y completa en los sitios web:www.minluznaciones.org y www.razaactiva.com.

2. Si se encuentra en Bogotá-Colombia y desea conocer más íntimamente a JESUCRISTO, crecer en DIOS, adorar al Padre en espíritu y verdad, prepararse para la venida de CRISTO y descubrir el  Propósito de DIOS para usted, escríbanos para enviarle toda la información. Reunión general: todos los Domingos a partir de las 8:00 a.m.

3. Si desea una visita del ministerio a su casa, familia, congregación y/o ciudad, favor escríbanos.



Acerca del Ministerio

MINISTERIO INTERNACIONAL LUZ PARA LAS NACIONES
Una Revelación de JESUCRISTO del Cielo y el infierno.
Web Site oficial: www.minluznaciones.org
Colombia

PERMISO: ¡Si! Usted puede usar todo nuestro material y enviárselo a quién guste sin alterar los contenidos.
¡GRACIAS!