Si no observa adecuadamente este mensaje, haga por favor click aquí

MINLUZNACIONES
Boletín Internacional
BABILONIA ESPIRITUAL

BABILONIA ESPIRITUAL


Después de esto vi a otro ángel descender del cielo con gran poder;
y la tierra fue alumbrada con su gloria.

  Y clamó con voz potente, diciendo: Ha caído, ha caído la gran Babilonia,
y se ha hecho habitación de demonios y guarida de todo espíritu inmundo,
 y albergue de toda ave inmunda y aborrecible.
 
  Porque todas las naciones han bebido del vino del furor de su fornicación; y los reyes de la tierra han fornicado con ella, y los mercaderes de la tierra se han enriquecido de la potencia de sus deleites.

 Y oí otra voz del cielo, que decía:
Salid de ella, pueblo mío, para que no seáis partícipes de sus pecados, ni recibáis parte de sus plagas;
  porque sus pecados han llegado hasta el cielo, y Dios se ha acordado de sus maldades.

 Dadle a ella como ella os ha dado, y pagadle doble según sus obras;

 en el cáliz en que ella preparó bebida, preparadle a ella el doble.
 Cuanto ella se ha glorificado y ha vivido en deleites,
tanto dadle de tormento y llanto; porque dice en su corazón:
Yo estoy sentada como reina, y no soy viuda, y no veré llanto;


  por lo cual en un solo día vendrán sus plagas; muerte, llanto y hambre, y será quemada con fuego; porque poderoso es Dios el Señor, que la juzga.

  Y los reyes de la tierra que han fornicado con ella, y con ella han vivido en deleites, llorarán y harán lamentación sobre ella, cuando vean el humo de su incendio,
  parándose lejos por el temor de su tormento, diciendo: ¡Ay, ay, de la gran ciudad de Babilonia, la ciudad fuerte; porque en una hora vino tu juicio!
 
  Y los mercaderes de la tierra lloran y hacen lamentación sobre ella,
porque ninguno compra más sus mercaderías;
  mercadería de oro, de plata, de piedras preciosas, de perlas, de lino fino, de púrpura,
de seda, de escarlata, de toda madera olorosa, de todo objeto de marfil, de todo objeto de madera preciosa, de cobre, de hierro y de mármol;
  y canela, especias aromáticas, incienso, mirra, olíbano, vino, aceite, flor de harina, trigo, bestias, ovejas, caballos y carros, y esclavos, almas de hombres.
(
Apocalipsis 18:1-13)


¿Qué es la Babilonia espiritual hoy?


Alexander Hislop afirma que la mujer de Apocalipsis 17 dijo estar “sentada sobre siete montes”, y que tenía sobre su frente el nombre escrito, “Misterio, Babilonia la Grande”, en asociación con la apostasía romana (la iglesia católicoromana)

Otros opinan que Babilonia es todo el sistema mundial que está bajo el dominio de Satanás. Un amigo mío tiene un argumento muy convincente de las Escrituras de que los Estados Unidos de América es la moderna Babilonia.

Un profeta de nuestro tiempo reconocido internacionalmente ha dicho que la ciudad de Nueva York es la Babilonia moderna.

Babilonia es todo lo de arriba, y aún más. Babilonia fue una ciudad en un tiempo, en Mesopotamia. Ha sido espiritualizada en las escrituras como algo que está en contradicción a Dios.


Ahora es un tipo de algo espiritual. Babilonia no es la Iglesia católico-romana, sino un tipo de algo que a menudo se encontraba en la Iglesia católico-romana. Babilonia no es los Estados Unidos de América, sino un tipo de algo que hay en los Estados Unidos de América.

Babilonia no es la Ciudad de Nueva York, sino un tipo de algo que hay en la Ciudad de Nueva York. Babilonia ciertamente no es el cuerpo de Cristo, sino un tipo de algo que hay en los corazones de muchos en el cuerpo—algo que no debería estar ahí.

Babilonia es todo lo que la mente carnal del hombre maquina en la exaltación del Yo—la preeminencia del Yo sobre Dios, sea en naciones, ciudades, políticas, gobierno, ciencia, tecnología, religión, filosofía, psicología, sociología, comercio, educación, entretenimiento o la "iglesia". Es todo lo que hay en el mundo y del mundo. También describe la condición espiritual de los que están bajo la institución de la "iglesia" de estos días.


LA MENTE CARNAL

La Babilonia espiritual se caracteriza principalmente por la idolatría de la mente carnal. Carnal hace referencia a la carne.
La “carne” a menudo se refiere a esa naturaleza de pecado caída del hombre, que está en enemistad con Dios. La mente carnal es todo pensamiento, razón, lógica, imaginación, opinión, y especulación que se asocia a la vieja naturaleza caída adámica del hombre. Practicamos Babilonia cuando hacemos cosas conforme a nuestra noción más que conforme a la de Dios.

El apóstol Pablo explicó que los que hacen cosas conforme a la carne, ponen su mente en las cosas de la carne; pero aquellos que hacen conforme al Espíritu, ponen su mente en las cosas del Espíritu. “Porque los que son de la carne, piensan en las cosas de la carne; pero los que son del Espíritu, en las cosas del Espíritu. Porque el ocuparse de la carne es muerte, pero el ocuparse del Espíritu es vida y paz. Por cuanto los designios de la carne son enemistad contra Dios”. Romanos 8:5-7ª

El llamamiento del jardín trataba de que Adán y Eva ejercieran el poder de su propio intelecto, que Dios les había dado, para exaltarse a ellos mismos en sus propias mentes. Dios dijo a Adán que podía comer de todos los árboles del jardín excepto de uno. No había de comer del árbol del conocimiento del bien y del mal. “Porque en el día que lo comas, ciertamente morirás”, advirtió Dios. Génesis 2:16-17. Esta prohibición era clara y simple. Dios dijo lo que quería decir, e iba en serio. Eso debía haber dejado el tema zanjado. Sin embargo, Satanás se deslizó hasta el extremo de su intelecto y razonó: “No moriréis; sino que sabe Dios que el día que comáis de él, serán abiertos vuestros ojos, y seréis como Dios, sabiendo el bien y el mal”: Génesis 3:4-5. El conocimiento del bien y del mal era un llamado a la idolatría de la mente. Una vez que se entregaron a la tentación y comieron de la fruta, sus mentes se hicieron carnales. Fueron transformados en una naturaleza que era distinta de la forma en que Dios los había creado.

Génesis 3:6 dice tres cosas sobre Eva: Vio que la fruta del árbol era buena para comer y que era agradable a los ojos, y deseable para ser sabio. Este versículo también nos dice que Dios creó al hombre con la capacidad de tomar decisiones, con el deseo de ser como Dios, y con la vulnerabilidad de ser engañado. Eva fue engañada con la posibilidad de tener conocimiento y de ser igual a Dios. Así que mordió la mentira y también se la dio a comer a su marido. Génesis 3:6.

La capacidad de tomar decisiones no es pecado. Es un don de Dios. Pecamos cuando tomamos decisiones contrarias a la voluntad de Dios. Pensamos que sabemos más que Dios. Por tanto, exaltamos nuestro conocimiento, lógica, razonamiento, opiniones, imaginaciones, especulaciones y toda cosa altiva por encima del conocimiento de Dios. 2ª Cor.
10:5. Ignoramos esa parte de la Palabra de Dios que no está de acuerdo con nuestras aspiraciones, expectativas, teologías y doctrinas. Creemos lo que queremos creer. Locamente nos hacemos a nosotros mismos Dios. Incluso hacemos que Dios sea como queremos que Él sea. Por tanto, estamos en rebelión contra Dios, así como Adán y Eva lo estuvieron.

Pablo escribió contra la arrogancia del conocimiento diciendo: “Porque el que se cree ser algo, no siendo nada, así mismo se engaña”: Gálatas 6:3. De nuevo escribió: “Si alguien imagina que sabe algo, aún no sabe nada como debe saberlo” 1ª Cor.8:2.


ENGAÑO

La Babilonia espiritual se caracteriza por el engaño. Satanás engañó a Eva. Les dio a entender que Dios les había engañado. Si de hecho, comían del árbol del conocimiento del bien y del mal, afirmaba Satanás, se harían como Dios, conociendo el bien y el mal.

Eva creyó las mentiras de Satanás e inmediatamente estructuró su propia falsa realidad alrededor de esas mentiras. Ella incorporó esas mentiras en su propio paradigma de la realidad. Ella construyó su propia verdad sobre Dios y suspiró:
“¡Oh, ahora veo!”. Sin embargo, en lugar de tener sus ojos abiertos, se convirtió en una ciega espiritual.

Antes de que fueran a poseer la tierra de Canaán, Dios advirtió a los israelitas que guardaran sus corazones para evitar ser engañados. Deut. 11:6.

Pablo escribió, “Nadie se engañe a si mismo. Si alguno entre vosotros se cree sabio en este siglo, hágase ignorante, para que llegue a ser sabio” 1ª Cor.3:18. Él pidió a sus lectores varias veces que no fueran engañados. 1ª Cor. 6:9; 15:33; Gál.6:7. A los Efesios, les escribió: “Que nadie os engañe con palabras vanas” Efesios 5:6.

A los Colosenses les escribió: “Mirad que nadie os engañe por medio de filosofías y huecas sutilezas, según las tradiciones de los hombres, conforme a los rudimentos del mundo, y no según Cristo”. Col.2:8. A los Tesalonicenses les escribió: “Nadie os engañe en ninguna manera.” 2ª Tes.2:3. Podemos estar cegados a la verdad por la lascivia, los placeres, la malicia, la envidia y el odio. Tito 3:3.

Podemos estar endurecidos por el engaño del pecado. Heb.3:13. Podemos engañarnos a nosotros mismos siendo solo oidores de la Palabra y no hacedores. Santiago 1:22. Podemos engañarnos a nosotros mismos siendo religiosos.
Santiago 1:26; 1ª Juan 1:8. Juan añade: “Hijitos, nadie os engañe”. 1ª Juan 3:7.

Con todas esas escrituras en mente, ¿Crees que es posible que seamos engañados, incluso siendo creyentes en Cristo?
“Porque muchos engañadores han salido por el mundo, que no confiesan que Jesucristo ha venido en carne. Quien esto hace es el engañador y el anticristo”. 2ª Juan 1:7.

Oseas habló en nombre de Dios diciendo: “Oíd la Palabra de Jehová, hijos de Israel, porque Jehová contiende con los moradores de la tierra, porque no hay verdad, ni misericordia ni conocimiento de Dios en la tierra. Mi pueblo fue destruido porque le faltó el conocimiento. Por cuanto desechaste el conocimiento.” Oseas 4:1,6ª.

La Babilonia espiritual—todo lo que maquina la mente carnal—es la exaltación de lo que construimos como verdad, por encima de lo que Dios dice que es la verdad.


ORGULLO

La Babilonia espiritual se caracteriza por el orgullo. La naturaleza orgullosa del YO piensa que sabe. Piensa que sabe mejor que Dios. Toma decisiones todo el día, cada día, sin consultar con Dios, sin ni siquiera pedir sabiduría. Cuando somos golpeados con el orgullo, somos levantados en quienes pensamos que somos y lo que pensamos que sabemos.
El Yo es orgulloso, arrogante, y altivo. “El conocimiento envanece”. 1ª Cor. 8:1.

La Babilonia espiritual esta asociada con la arrogancia de aquellos que seguían a Nimrod a la tierra de Sinar (Babel).

La Biblia dice que todos eran de una sola lengua, y un discurso, y se decían el uno al otro, “Hagamos ladrillo y cozámoslo con fuego”. Y sustituyeron la piedra por el ladrillo, y cambiaron la mezcla por el asfalto. Y dijeron, “Vamos, edifiquémonos una ciudad y una torre, cuya cúspide llegue el cielo, y hagámonos un nombre”. Gén. 11:3-4.

Las iglesias y los ministerios están atrapados por la tentación orgullosa de congregar a un gran número de personas, edificar grandes edificios con campanarios apuntando al cielo, y hacerse nombres para sí mismos, sucumbiendo a la tentación de exaltar el Yo. Damos nombre a nuestras iglesias, ministerios e instituciones, por nosotros mismos.

Dedicamos las vidrieras y los bancos en memoria de los hombres. Ponemos nuestros nombres sobre objetos para nuestra propia gloria.

¡Que contraste con los que siguen a Jesús! Como Pablo exhortó, “Haya pues en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús, el cual siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a qué aferrarse, sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte y muerte de cruz.” Fil.2:5-8.


YO EXALTADO

La Babilonia espiritual se caracteriza por la exaltación del Yo. El Yo exaltado dice “Yo puedo salvarme, sanarme, librarme y arreglarme a mi mismo”. “Aumentaré mi conocimiento de la ciencia, mi poder en la política, mis obras en la religión, mis inversiones en la bolsa, mi percepción de la psicología del hombre”. “Cambiaré la genética de los humanos, los clonaré, abortaré bebés, y cambiaré las leyes de tal forma que me sienta cómodo haciendo estas cosas”. “Me transformaré en un artista, en una estrella del rock, en un modelo, en una estrella del deporte, en un político, en un escritor, músico, o tele-evangelista para poder conseguir fama y fortuna. Podré edificar una ‘iglesia’ en torno a mis revelaciones, y mis programas por los que puedo dar a entender a otros que pueden ser salvos, sanados y liberados”.

Este es el espíritu del rey de Babilonia en nuestros corazones, que Isaías llama Lucifer (“el que lleva la luz”-el otro nombre de Satanás). De él, escribe Isaías: “¡Como caíste del cielo, oh Lucero, hijo de la mañana! Cortado fuiste de la tierra, tú que debilitabas a las naciones. Tú que decías en tu corazón: Subiré al cielo; en lo alto, junto a las estrellas de Dios, levantaré mi trono, y en el monte de mi testimonio me sentaré, a los lados del norte; sobre las alturas de las nubes subiré y seré semejante al Altísimo. Más tú derribado eres hasta el Seol, a los lados del abismo.” Isaías 14:12-15..
“YO”,”YO”, “YO”.

El rey de Babilonia, Nabucodonosor, caminaba por el palacio de su reino y dijo: “¿No es ésta la gran Babilonia, que yo edifiqué para casa real con la fuerza de mi poder, y para gloria de mi majestad? Daniel 4:30. Los que nos exaltamos a nosotros mismos como el rey Nabucodonosor, seremos humillados como el rey Nabucodonosor. “Aún estaba la palabra en la boca de rey, cuando vino una voz del cielo: A ti se te dice, rey Nabucodonosor: El reino ha sido quitado de ti.”

Daniel 4:31. Fue apartado de los hombres para morar en el campo con las bestias, donde comía hierba como los bueyes, posiblemente durante siete años. Esto le sucedió para que pudiera llegar a saber que el Dios Altísimo gobierna en el reino de los hombres y da reinos a quien Él quiera. Daniel 4:32.

Hemos creído la mentira de la serpiente en el jardín. Creemos que somos nuestro propio dios. ¡Qué patético! Nos adherimos de tal forma a esta mentira que es percibida como verdad y como algo digno de ser deseado. Nos estimamos a nosotros mismos más que a Dios.

Jesús dijo: “Porque el que se enaltece será humillado, y el que se humilla, será enaltecido.” Mateo 23:12.


CONFUSION

La Babilonia espiritual se caracteriza por la confusión. Babel significa confusión. Gén.11:9. El Señor vio que los moradores de Sinar eran un pueblo y hablaban una sola lengua, lo que significaba, de acuerdo con las propias palabras de Dios, que nada les detendría en lo que se propusieran. Por tanto, Dios dijo, “Descendamos y confundamos allí su lengua, para que ninguno entienda el habla de su compañero” Gen.11:7. El Señor los dispersó por todas las partes de la tierra para que no pudieran terminar la construcción de su ciudad.

Todo lo que hay en el mundo continúa siendo marcado por la confusión. Tenemos confusión entre las naciones, confusión entre grupos étnicos, confusión en el gobierno, confusión en el mercado de valores, confusión en la educación, confusión en la ciencia y la tecnología, confusión en el hogar, y confusión en la iglesia local.

Al rehusar los cristianos seguir la dirección del Espíritu Santo y haber insistido en la construcción de sus pequeñas torres hacia el cielo, tenemos una gran diversidad, desunión y confusión entre nosotros.
Si nos encontramos a nosotros mismos en confusión, algo aparte de o añadido a Dios, nos está hablando. La mente carnal esta operando y en oposición al Espíritu de Dios.

Santiago dice: “Porque donde hay celos y contención, allí hay perturbación y toda obra perversa” Santiago 3:16. Si tenemos la mente de Cristo, seremos de una misma mente. Si no somos uno en mente, uno o todos estaremos revolcándonos en el lodo de la mente carnal. Sin embargo, cuando nosotros, como pueblo de Dios, buscamos Su voluntad, El no nos hará estar en confusión. Dios no es autor de confusión. 1ª Cor.14:33.


IMAGINACIONES

La Babilonia espiritual se caracteriza por imaginaciones vanas. Dios vio respecto de los de Babel, que “nada les hará desistir ahora de lo que han pensado hacer”. Gen. 11:6. Estaban construyendo para si mismos, con sus propias manos, con ladrillo y lodo, lo que habían imaginado en sus mentes.
La capacidad para imaginar, igual que la capacidad de razonar y tomar decisiones, es una virtud dada por Dios. Las imaginaciones no son malas en y por si mismas. Se hacen malas cuando nos gloriamos en las cosas que inventamos como resultado de ellas. Podemos conseguir logros espectaculares con el trabajo de nuestras manos, a partir de las, imaginaciones de nuestras mentes. Caminamos por la Luna y ponemos vehículos sobre Marte. Cargamos gigabites de memoria en pequeños chips de ordenadores. Surfeamos millas infinitas sobre la inmensa autopista de información que es internet. Empequeñecemos las grandiosas pirámides de Egipto con modernos rascacielos. Una persona en el lugar correcto con la forma de pensar equivocada, puede pulsar un botón y aniquilar grandes ciudades en unos cuantos
minutos.
Por las mismas fuerzas del intelecto e imaginación, podemos construir mega-ministerios, universidades, catedrales, y dar la vuelta al globo con “televisión cristiana” y “programación cristiana”. Hacemos lo que aparentan ser “poderosas explosiones para Dios” con el brazo de la fuerza del yo. Nada nos parece imposible a nosotros si tan solo podemos
imaginarlo.
María dijo de Jesús mientras El estaba aún en su vientre: “Esparció a los soberbios en el pensamiento de sus corazones” Lucas 1:51. Pablo escribió respecto de los injustos que “no le glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos y su necio corazón fue entenebrecido”. Rom. 1:21.
Tenemos que echar abajo “imaginaciones y todo pensamiento altivo que se exalta por encima del conocimiento de Dios” y “llevar a la cautividad todo pensamiento que no se someta a la obediencia a Cristo” 2ª Cor. 10:5. A menos que nuestras
obras sean inspiradas por Dios, no aguantarán el fuego de Dios. Serán madera, heno y hojarasca. 1ª Cor. 3:11,15.


BALBUCEO

La Babilonia espiritual se caracteriza por el balbuceo. El Balbuceo es charla inútil. “En las muchas palabras no falta pecado, pero el que refrena sus labios es prudente” Prov. 10:19. Palabras, palabras, palabras. ¿Has oído decir de algunos que solo balbucean y balbucean? Con frecuencia, sus palabras no tienen sentido, son aburridas, tóxicas.

Hablan cuando necesitan estar escuchando. Responden antes de escuchar. De los tales, Proverbios 18:13 dice:” Al que responde palabra antes de oír, le es fatuidad y oprobio”. De tal gente se dice que no tiene oídos.

Proverbios describe la palabrería de Babilonia en estos versículos: “El que mucho abre sus labios, tendrá calamidad”.

Proverbios 13:3. “En la boca del necio está la vara de la soberbia” Proverbios 14:3. “Las vanas palabras de los labios empobrecen” Proverbios 14:23. “La boca de los necios hablará sandeces” Proverbios 15:2. “Los labios del necio traen contienda; y su boca los azotes llama. La boca del necio es quebrantamiento para sí, y sus labios son lazos para su alma. Las palabras del chismoso son como bocados suaves, y penetran hasta las entrañas.” Proverbios 18:6-8. “¿Has visto hombre ligero en sus palabras? Más esperanza hay del necio que de él”. Proverbios 29:20 Algunos hablan y nunca dicen nada. Algunos hablan hasta que dicen algo. Pocos son los que hablan cuando tienen algo que decir. Pedro escribió: “Si alguno habla, hable conforme a las Palabras de Dios” 1ª Pedro 4:11. ¡Ojalá fuera hoy ese día!


ACUMULACIÓN DE CONOCIMIENTO

La Babilonia espiritual se caracteriza por la acumulación de conocimiento
. El incremento tan extremadamente rápido del conocimiento en el día de hoy, es predicho en Daniel 12:4 “Muchos correrán de aquí para allá, y la ciencia se aumentará.”

La hora que vivimos ha sido clasificada como la era de la información. El conocimiento se extiende como hongos. Cada nueva pieza de conocimiento multiplica lo que aprendemos. Parece no haber límite al conocimiento que podemos acumular hoy. Parece no haber límite a lo que los humanos podemos hacer con el conocimiento que acumulamos.

Por causa de lo que sabemos, nuevos umbrales en el espacio se van cruzando constantemente con cada lanzamiento de éxito. Los ordenadores y sus programas se quedan anticuados para cuando llegan al mercado. Se hacen operaciones quirúrgicas grandiosas sin incisiones intrusivas. Guerras de alta tecnología pueden ser ganadas en cuestión de días. El conocimiento se hace más poderoso que el dinero.

Dependemos de nuestra capacidad para investigar, explorar, examinar, conocer, entender y descubrir cosas. Tenemos un apetito insaciable de más conocimiento, para arrancar las cosas desde la raíz para ver de qué están hechas. Nos hemos convertido en una sociedad de tecnomaníacos. Presumimos de poder resolver nuestros problemas con más conocimiento.

El conocimiento es una de nuestras Babilonias, uno de nuestros lugares altos, y somos el dios que adoramos. El conocimiento que lleva a la auto-idolatría es el conocimiento del bien y del mal. Cada año, hombres y mujeres se gradúan de seminarios a miles, para llenar púlpitos por todo el mundo. Aplicarán las más altamente críticas y casi ateas interpretaciones de las Escrituras, que han aprendido.

Están en bancarrota espiritual por causa de un aprendizaje tan noble, y llevan a la bancarrota a sus seguidores. Pablo tendría hoy el mismo temor que tuvo por los corintios: “Pero me temo que como la serpiente engañó a Eva, así vosotros
también hayáis sido engañados para apartaros de la simpleza que hay en Cristo Jesús.” 2 Cor.11:3.


SECTARISMO

La Babilonia espiritual se caracteriza por el sectarismo.
Después de que la gente de la tierra de Sinar se hubiera propuesto en su corazón edificar una ciudad, una torre, y un nombre para ellos mismos, el Señor bajó y dijo “descendamos y confundamos allí su lengua”. El lugar fue llamado Babilonia porque el Señor confundió su lengua y los esparció por todas las partes de la tierra. Gen. 11:2-9.

Puesto que esta Cosa que llamamos iglesia es de la carne y es un aspecto de la Babilonia espiritual, está bajo la misma maldición de confusión y sectarismo. Está fundada en el sectarismo, e incluso florece sobre ello. Promociona la desunión del cuerpo de Cristo. Su misma existencia depende de cómo cada sistema de iglesia difiere uno de otro. Esto se ve fácilmente en la forma en que sus nombres anuncian sus diferencias.

El sectarismo dice: “Yo soy de Pablo, Yo soy de Apolos”: Pablo acusó a los creyentes corintios de ser “carnales” y “meros hombres” por causa de su sectarismo. Había celos y contiendas en medio de ellos. Ponían su identidad en personalidades (Pablo, Apolos, Cefas) en lugar de ponerla en la persona de Jesucristo. Apolos y Pablo era ambos siervos del mismo Jesús. Uno plantaba; el otro regaba; pero era Dios quien daba el crecimiento. El que planta y el que riega no es nada, sino que es Dios quien importa, porque El es el que da el crecimiento. Cuando entendemos que todos somos compañeros de obras, el campo de Dios, el edificio de Dios, entonces el sectarismo será quitado de en medio. La desunión en el cuerpo de Cristo se convierte en unidad, unicidad. Solo puede haber un fundamento, Jesucristo. Si lo que tenemos es sectario y contribuye a la desunión del cuerpo, ha sido edificado sobre el fundamento equivocado. 1ª Cor. 2.

Una vez que vemos esta verdad, no deberíamos tener necesidad ni de nombrarnos a nosotros mismos para poder identificar de lo que vamos. Todos estamos en los negocios del Padre, dejando que el Espíritu Santo que mora en nosotros nos edifique como el Templo del Espíritu Santo. “Si alguno destruyere el templo de Dios, Dios le destruirá a él, porque el templo de Dios, el cual sois vosotros, santo es”. 1ª Cor. 3:17. Cuanto más nos separamos del cuerpo de Cristo, más destruimos el templo del Espíritu Santo.


RELIGION

La Babilonia espiritual se caracteriza por la religión. Aunque las masas de almas parecen aborrecer la religión, sea de la clase que sea, nuestra naturaleza de pecado tiene una tendencia hacia ello, porque eso se halla bajo la condenación y las obras. El primer Adán fue arrastrado lejos de la presencia de Dios (condenación), y recibió el mandato de labrar la tierray comer su fruto con el sudor de su frente (obras). Gén. 3:19,23. Puesto que el hombre caído del pecado y de la carne está bajo la maldición, siente vergüenza y quiere hacer algo para sentirse bien. El hombre pagano hacía dioses y después establecía rituales (cosas religiosas qué hacer), para tratar de apaciguar a sus dioses. Algunos de ellos incluso sacrificaban a sus niños a estos dioses de su propia creación.

Aunque muchos pueden haber sido genuinamente redimidos por el Señor, siguen trayendo sus tendencias carnales de vergüenza a la vida de la iglesia; solo conocen un camino para relacionarse con Dios, y es a través de la religión. La gente inclinada hacia la religión ama la religión. No importa nada en absoluto que la gente escoja expresarse a sí misma religiosamente. La religión sigue siendo religión.

Aman las atmósferas religiosas de la iglesia porque la iglesia les da algo qué hacer con el fin de salvar la culpa de la condenación. Muchos cristianos bien intencionados son inconscientes de que van a la iglesia y hacen cosas religiosas a partir de un falso sentido del deber. Asisten porque les hace sentirse bien. Quizá no hayan comprendido completamente que “ya no hay condenación para lo que están en Cristo Jesús, los que no caminan en la carne sino en el Espíritu.” Romanos 8:1.

La religión es ajena a Dios. Él no demanda una cosa religiosa de nosotros. Hemos sido hechos seres espirituales por la presencia y poder de Su Espíritu Santo morando en nosotros. Su presencia y poder en nosotros nos hace ser y hacer lo que el Padre demanda de nosotros. No hay forma de ser justos sin que sea Su justicia obrando en nosotros. Por eso se llama gracia.” Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y eso no de vosotros, pues es don de Dios, no por obras, para que nadie se gloríe. Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios ordenó de antemano para que anduviésemos en ellas”: Efesios 2:8-10. La religión apesta en la nariz de Dios porque nos impide tener relaciones íntimas con Él. Nuestra relación es con nuestra religión o con nuestra iglesia.

El hombre de la carne se engaña a si mismo pensando que si su religión le hace sentirse bien, debe ser buena; por tanto, sigue adelante haciendo sus cosas religiosas. Para el tal, la iglesia es con frecuencia la actividad religiosa que hace. Sin embargo, al final del día, después de que todo se haya dicho y hecho, nada hay diferente en él que antes de involucrarse en esta actividad religiosa. Está tan vacío por dentro como lo estaba antes. Una relación permanente con el Padre a través de Jesucristo es el único alimento que sacia el alma hasta la satisfacción plena.


SISTEMAS RELIGIOSOS

Los sistemas religiosos que constituyen y gobiernan esa Cosa que llamamos iglesia caracterizan a la Babilonia espiritual. De la misma forma que Judá y Jerusalén estuvieron un día bajo cautiverio babilónico, así esta hoy el pueblo de Dios unido a la iglesia en su corazón. El ladrillo y el barro son las doctrinas sectarias, credos, tradiciones, festivales y celebraciones, liturgias, rituales, conferencias, políticas, herencias y calendarios eclesiásticos. Estas cosas permanecen sustituyendo a una relación dinámica, viva, personal con Dios, o junto con ella. Estas cosas que gobiernan la iglesia tienen poco que ver con el Reino de Dios.

La mayoría de nosotros hemos nacido y crecido en la Babilonia espiritual, y nunca hemos conocido otra cosa. No hemos
visto lo que el cuerpo de Cristo es, como una novia pura y santa. Aunque sabemos que no todo está bien dentro de lo
que llamamos la iglesia, pensamos que puede arreglarse, o por lo menos, mejorarse, pero no es posible.


LA ABOMINACIÓN DESOLADORA

La mente carnal rebelde-inmersa en el engaño, el orgullo, la exaltación del Yo, confusión, imaginaciones, balbuceos, la acumulación de conocimiento, sectarismo, religión y sus sistemas religiosos-está en la iglesia como lo está en el mundo.
La abominación desoladora del lugar santo del Templo de Dios, del que somos nosotros, como creyentes, es el gobierno de la mente carnal por encima de la obediencia a Dios.

Jesús habló sobre esto. Mientras describía las señales del fin a sus discípulos, mencionó la abominación desoladora que había sido predicha por el profeta Daniel. Les dijo que cuando viesen la abominación desoladora en medio del lugar Santo, habían de tomar varios pasos. (lee Mateo 24:15, Marcos 13:14).

La abominación desoladora es descrita por Daniel para el futuro. Dan. 12:9-11. Daniel recibió la revelación de que una persona vil se levantaría, reuniría las fuerzas, profanaría la fortaleza del santuario, quitaría los sacrificios diarios, y pondría ahí mismo la abominación desoladora. Dan. 11:21-31.

Algunos piensan que la profecía de Daniel se cumplió alrededor del 165 AC., cuando Antíoco IV (Epífanes), gobernador griego de Siria, hizo lo impensable. Sacrificó a un cerdo inmundo sobre el altar santo del Templo Judío. Otros creen que
se cumplió cuando los Romanos destruyeron el Templo, alrededor del año 70 DC. Otros también sugieren que se cumplirá cuando el “el hombre de pecado” tome el Templo y obligue a la gente a inclinarse ante él, haciéndose a sí mismo igual a Dios.

Todas estas sugerencias apuntan hacia hechos naturales, históricos. Quizá fue o será uno de ellos. Quizá tenga un cumplimiento múltiple que incluya todos ellos. Sin embargo, consideremos que lo qué es expresado generalmente en lo natural, se cumple también en el ámbito espiritual. Los escritores del Nuevo Testamento explicaron que lo espiritual no es primero, sino lo natural. Después viene lo espiritual, que sigue a lo natural. 1ª Cor. 15:46; Heb. 9:11.

Jesús estableció el acontecimiento de la abominación desoladora en el futuro, incluso como una señal del fin de los tiempos. Los escritos de Pablo concuerdan que sería para un tiempo futuro después de él. 2ª Tes. 2:3-4. Mateo indicó
que el lector necesitaría entendimiento. Mat. 24:15.

Considera que el cuerpo de Cristo es el Israel espiritual, y el templo del Espíritu santo. Por lo tanto, ¿Donde tendría lugar la abominación que asola al Lugar Santo? Tendría lugar en las mentes y espíritus de los miembros del cuerpo de Cristo.
Ya hemos comprobado en las Escrituras que es posible que los creyentes sean engañados.

La abominación ocurre cuando la mente carnal recibe preeminencia sobre la Palabra de Dios y la mente de Cristo.
Cuando permitimos que esto suceda, el lugar santo de nuestros espíritus queda asolado. Cuando nos inclinamos ante esos sistemas idolátricos de las tradiciones de los hombres incorporados en nuestras iglesias, dejamos entrar la abominación al lugar santo que es nuestro espíritu. Nuestras idolatrías profanan el templo del Espíritu Santo. La mente carnal gobierna.


LA CAIDA DE BABILONIA

Esta iglesia Babilónica caerá como cayó la Babilonia histórica.
La Babilonia histórica fue usada por Dios para juzgar a Judá por sus idolatrías. Is.10:5-6. Daniel describió el juicio de Judá en Babilonia como un tiempo de indignación (ira). Dan.11:36. Cuando el período de 70 años de la indignación de Dios se cumpliera, Dios traería su juicio contra Babilonia. Jer. 25:12. Dios profetizó a Babilonia a través de Isaías diciendo: “Me enojé contra mi pueblo, profané mi heredad y los entregué en tu mano; no les tuviste compasión”. Is. 47:6 Dios ve el orgullo de Babilonia: “Oye, pues, ahora esto, mujer voluptuosa, tú que estás sentada confiadamente, tú que dices en tu corazón: Yo soy, y fuera de mí no hay más; no quedaré viuda, ni conoceré orfandad.” Is. 47:8.

El predice lo que va a sucederle: “Y clamó con voz potente, diciendo: Ha caído, ha caído la gran Babilonia, y se ha hecho habitación de demonios y guarida de todo espíritu inmundo, y albergue de toda ave inmunda y aborrecible. Porque todas las naciones han bebido del furor de su fornicación; los reyes de la tierra han fornicado con ella, y los mercaderes de la tierra se han enriquecido de la potencia de sus deleites.” Apoc. 18:2-3 “Y oí otra voz del cielo, que decía, salid de ella, pueblo mío, para que no seáis partícipes de sus pecados, ni recibáis parte de sus plagas“ Apoc. 18:4.


Esto habla de la persona en Apocalipsis 17:5 que había escrito sobre su frente el nombre: “MISTERIO, BABILONIA LA
GRANDE, LA MADRE DE LAS RAMERAS Y DE LAS ABOMINACIONES DE LA TIERRA”.


Salir de la Babilonia espiritual no es fácil. Estamos cómodos en ella. La iglesia institucionalizada nos hace sentir seguros, protegidos y autosuficientes. Nos da un status, posición, reputación, seguridad, identidad. Nos hemos institucionalizado con las instituciones de nuestra propia creación...

    Continuará ...


QUE SIGA EL SEÑOR JESUCRISTO EDIFICÁNDONOS, PERFECCIONANDONOS EN SU VERDAD Y AMOR!

Dios te siga bendiciendo,


minluznaciones.

Bajo la Cobertura de JESUCRISTO.
Bogotá - Colombia

Bibliografía:
- BIBLIA Reina Valera 1960. el sistema de la Iglesia Ramera. Charles Newbold Jr.

Todos los boletines enviados los puede encontrar en:

* Boletines Enviados

Todas las series devocionales y material desarrollado en pdf los puede encontrar en

* Devocionales
Anuncios:

1. Celebración de Pésaj 2016 (PASCUA). Del 22 al 30 de Abril de 2016. Escribanos para conocer todos los detalles e inscribirse.

2.Estos son tiempos decisivos para la Humanidad, para Israel y para la Iglesia de CRISTO. Únete con los tuyos para buscar intensamente a DIOS. Te invitamos a que honres a DIOS apartando y santificando especialmente estos días para ÉL. SEAMOS AYUNO DE DIOS!.  Info: banda@razaactiva.com.

3. 
Oremos por  Israel,  Venezuela, Colombia, Cuba, México, Nigeria, Kenia, Estados Unidos. Estos son tiempos en donde la misericordia de DIOS se ha extendido para mirar y Volver al CREADOR antes del desencadenamiento de los juicios más terribles de todos los tiempos. Es hora de Volver a CRISTO!

Descargue absolutamente GRATIS todas las series Devocionales, haciendo click aquí
Descargue GRATIS los Estudios de Israel, haciendo click aquí


Acerca de:
About 

Varios:

1. Si desea un tiempo especial para compartir a CRISTO, Su Palabra y este testimonio con los suyos, en su congregación, su comunidad, barrio, colonia, etc. y/o ciudad favor escríbanos.

2. El testimonio de la Revelación de JESUCRISTO en el Cielo y el Infierno, los boletines, los devocionales y todos los materiales  en los sitios web:www.minluznaciones.org y www.razaactiva.com son COMPLETAMENTE dados de GRACIA y están para descarga completa y libre. Favor abstenerse de pagar ó comercializar con éstos.

Acerca del Servicio a JESUCRISTO:

LUZ PARA LAS NACIONES
Una Revelación de JESUCRISTO del Cielo y el infierno.
Web Site oficial: www.minluznaciones.org

PERMISO: ¡Si! Absolutamente.
Por favor retransmita todo este material fundamentado en la Palabra de DIOS y enviélo a quien guste,
sin alterar los contenidos ni cobrar alguna retribución (de carácter comercial o cualquier otro). Suministrelo de Gracia...
¡GRACIAS!