Si no observa adecuadamente este mensaje, haga por favor click aquí

MINLUZNACIONES
Boletín Internacional   (Realizado por razaactiva)
LA PRESENTACIÓN DEL EVANGELIO HOY

LA PRESENTACIÓN DEL EVANGELIO HOY*
¿Es bíblicamente correcta?

UN EVANGELIO CENTRADO EN EL HOMBRE

El evangelio de hoy comienza con el hombre, claramente poniéndolo en el mismo centro del universo como un ser invaluable por quien DIOS vaciaría todo el cielos para obtenerlo. Esto simplemente no es verdad!.

Es DIOS quien está en el mismo centro del universo, y sólo ÉL tiene valor infinito e intrínseco. Por el otro lado, el hombre sin DIOS es un desertor en el universo, un rebelde aborrecedor de DIOS que ha declarado guerra a Su Soberano, un traidor que desea que el trono de Su Rey, una criatura que desea usurpar la gloria de Su Creador, un ser “independiente”, un instrumento creado para adorar que busca ser adorado en lugar de DIOS.

 

El Evangelio Verdadero no comienza con el valor del hombre o el maravilloso plan de DIOS para el hombre. El Verdadero Evangelio comienza con una declaración del valor de DIOS y Su gran interés por Su propia gloria. Alguien ha dicho correctamente que el Evangelio no comienza con las palabras “Porque de tal manera amó DIOS al mundo”, sino con la declaración, “en el principio DIOS…”.

En lo que hemos escrito hasta ahora, no estamos intentando disminuir ni empequeñecer el amor de DIOS. De hecho, decimos que el amor de DIOS es tan infinito que va más allá de cualquier intento humano de definirlo y medirlo. Lo que estamos intentando hacer es poner lo primero, primero. Lo que decimos es que el hombre existe para DIOS, y no DIOS para el hombre. Y que el hombre no es el tesoro del universo, sino DIOS. Y lo que DIOS hace, no lo hace principalmente por el hombre, sino por Él mismo y por Su propia gloria y por el amor que Él tiene por Su propio nombre.

Hoy en día frecuentemente se argumenta que sería egocéntrico e incluso egoísta por parte de DIOS hacer todo lo que Él hace principalmente para Él mismo y por Su propia gloria. Pero es absurdo pensar de esa manera. Como cristianos que creen la Biblia, ¿Cómo diríamos que es un hombre que le atribuye a algo más valor que a DIOS o cuando un hombre relega a DIOS a un segundo lugar en su vida? Le llamaríamos idolatría, ¿cierto? Pero, ¿Por qué? Porque hay una regla en Las Escrituras y en la misma gran estructura de la Creación que declara que DIOS está por encima de todas las cosas y que todas las cosas existen para Él. Las Escrituras correctamente declaran:

Porque de ÉL, y por ÉL, y para ÉL, son todas las cosas. A ÉL sea la gloria por los siglos. Amén. (Romanos 11:36)

DIOS legítimamente hace todas las cosas para Él, por Su propia gloria y por el amor que ÉL tiene de Su Propio Nombre. Si esto fuera de otra manera, DIOS fuera culpable de idolatría y el universo sería un caos. A la luz de lo que ha sido dicho, deberíamos cambiar la primera postura del evangelio de hoy en día: “DIOS nos ama y tiene un plan maravilloso para nuestra vida”, por: “DIOS es el Creador y Señor del universo y está infinitamente interesado por Su propia Gloria”.

 

UN EVANGELIO PARA EL ENFERMO

La segunda de las “leyes espirituales” del evangelio de hoy dice que “hemos pecado y nuestro pecado nos separa de DIOS”. El problema con esta ley no es que sea incorrecta, sino que no va suficientemente lejos. Nosotros no solamente hemos pecado, sino que somos pecadores. No solamente hacemos cosas incorrectas, sino que somos incorrectos. El Evangelio no es buenas noticias para el enfermo o para el que se está muriendo. El Evangelio es buena noticia para el que está muerto.

Efesios 2:1 “…cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados.”

Frecuentemente se predica que el hombre es como un enfermo en su lecho de muerte que puede hacer poco para salvarse, DIOS es el doctor y el Evangelio es la medicina. DIOS permanece ante el hombre enfermo con una cuchara llena de medicina y espera para dársela, pero el hombre debe dar el primer paso. Debe responder al deseo de DIOS de salvarlo y esto lo hace abriendo su boca para recibir la medicina. Esto es absurdo!. Las Escrituras no dicen que el hombre es pecador-enfermo sino pecador-muerto. Un hombre muerto no puede responder a ningún mensaje no importa cuán cariñoso o sincero sea, y el hombre pecaminoso no puede ni dará el primer paso de modo que DIOS haga el resto.

La salvación no es la mera disposición del hombre de aceptar la ayuda de DIOS (- Quién no quiere mejorar su vida? - la salvación NO consiste en repetir una oración, unas frases solamente - hacer lo que se llama religiosamente la  “decisión de fe”-  quizá por complacer a un oyente o al evangelista. Esa oración debe ser respaldada por arrepentimiento genuino (frutos dignos),  en donde definitivamente el hombre reconoce que sin DIOS no puede ser salvo), sino el poder de DIOS por el cual el pecador es resucitado y recibe gracia para arrepentirse de sus pecados y creer para que de esa manera sea salvo.

En el evangelio que predicamos, debemos no solo decir que el hombre ha pecado, sino que es pecador, muerto espiritualmente, con la buena voluntad necesaria para obedecer a DIOS estando corrompida y totalmente destituido de esperanza excepto de la misericordia de DIOS.

Debemos enseñar que a menos que DIOS obre en favor del hombre, el hombre morirá en sus pecados y pasara la eternidad bajo la retribución divina. Debemos hablar de la gran necesidad que el hombre tiene de DIOS y de la urgencia de clamar al DIOS de misericordia para que Él haga por ellos lo que ellos no pueden hacer.
A la luz de lo que ha sido dicho, quisiéramos cambiar la segunda “ley espiritual” de “Hemos pecado y nuestro pecado nos separa de DIOS.” por “Somos pecadores, corruptos en naturaleza y acciones, estamos espiritualmente muertos, bajo la justa condenación de DIOS y totalmente dependientes de Su misericordia!.

Las Escrituras declaran bastante claro que hay dos requerimientos para ser salvos que son el arrepentimiento y la fe, pero ¿qué son estas cosas?
En Las Escrituras, el arrepentimiento involucra las emociones y la voluntad. El arrepentimiento involucra las emociones en la cual se sentimos pesar por nuestro pecado. Esto puede ser visto en las palabras de Pablo a la iglesia de los corintios:

2 Corintios 7:9 Ahora me gozo, no porque hayáis sido contristados, sino porque fuisteis contristados para arrepentimiento; porque habéis sido contristados según DIOS, para que ninguna pérdida padecieseis por nuestra parte.

2 Corintios 7:10 Porque la tristeza que es según DIOS produce arrepentimiento para salvación, y por ello no hay que lamentarse; pero la tristeza del mundo produce muerte.

El verdadero arrepentimiento que lleva a la salvación involucra las emociones en las cuales hay culpa en el corazón del pecador por hacer algo que rompió la Ley divina, ofendió a DIOS y está en peligro de la ira eterna. Esta culpa es tan genuina y tan profunda que toca la voluntad del pecado y lo compele a cambiar de la incredulidad a la fe, de la apatía al interés, del odio hacia DIOS al amor a DIOS, de la idolatría a la alabanza, de la rebelión a la sumisión voluntaria, de la desobediencia a la obediencia.
El arrepentimiento es una cosa poderosa que va más allá de la capacidad del hombre. De hecho, el arrepentimiento causa un cambio tal en el pecador que esto solo puede ser atribuido a la gracia de DIOS obrando en la conversión. En Ezequiel 36:26-27, DIOS describió el arrepentimiento de la siguiente manera:

Ezequiel 36:26 Os daré corazón nuevo, y pondré espíritu nuevo dentro de vosotros; y quitaré de vuestra carne el corazón de piedra, y os daré un corazón de carne.

Ezequiel 36:27 Y pondré dentro de vosotros mi Espíritu, y haré que andéis en mis estatutos, y guardéis mis preceptos, y los pongáis por obra.

Después de leer este texto, ¿hay alguna duda de que el arrepentimiento que guía a la salvación involucra un cambio radical que es desde el comienzo y hasta el final una obra de DIOS, y que sin dicho arrepentimiento no hay salvación?

El verdadero arrepentimiento es una obra de DIOS y este va siempre acompañado de fe en las promesas de DIOS. Sin embargo, en la salvación el hombre no solo se arrepiente, sino que también cree. La verdadera fe no es tan complicada como algunas veces hacemos que esta sea. La fe es simplemente creer que algo es así, porque DIOS ha declarado que es así. Este es el significado de Hebreos 11:1,

Hebreos 11:1 Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve.

El hombre que ha creído para salvación es el que espera la salvación y la considera como un hecho, aunque no pueda verla. O, para usar el ejemplo de Abraham en Romanos 4:21, la fe es estar completamente persuadido de que DIOS tiene el poder sobre la salvación que Él ha prometido a través de Su Hijo unigénito.
Romanos 4:21 plenamente convencido de que era también poderoso para hacer todo lo que había prometido;

Mi querido amigo cristiano, muchos han sido salvos mientras oraban la oración del pecador, pero no por causa de sus palabras o la petición, sino por causa de DIOS dar el arrepentimiento y fe, las cuales fueron puestas en nuestros corazones como un resultado de la conversión. De la misma manera, muchos han sido guiados a una falsa seguridad de salvación porque dijeron las palabras correctas, pero la conversión así como el arrepentimiento y la fe que florecen por este, estaban ausentes.

A la luz de lo que ha sido dicho, quisiéramos cambiar de “invitar a los pecadores a realizar la oración del pecador” a “rogarles que se arrepientan de sus pecados y se vuelvan a DIOS a través de la fe en CRISTO”!!

Vamos, esforcémonos en DIOS para predicar el EVANGELIO DE CRISTO!

 

Hemos dispuesto en nuestros sitios web (www.razaactiva.com - www.minluznaciones.org) herramientas y ayudas que pueden orientarte para cumplir con la gran comisión. Puedes hacer uso de ellas libremente. Puedes crear tus propias herramientas, DIOS te inspira.

QUE SEA DIOS QUIEN SIEMPRE NOS GUIE Y NOS EDIFIQUE EN SU VERDAD Y EN SU AMOR.

Dios te bendiga,


Jenny y Hugo G.
Bajo la Cobertura de los Pastores Alvaro Forero y Lilí Pérez.
ICC JESUCRISTO REY DE REYES
Bogotá - Colombia

Bibliografía:
- BIBLIA Reina Valera 1960.
*Extracto de UN EVANGELIO REFORMADO (Por Paul Washer)


Acerca de:

Anuncios:

 

Testimonio de la Revelación del Cielo y el Infierno. Puede escucharlos, observarlos y descargarlos gratis (free) desde nuestro Sitio Web : http://www.minluznaciones.org. También puede solicitar los cd's de audio originales.

¿Está interesado en que el Ministerio vaya a compartir la Palabra de DIOS Y el testimonio en su Ciudad? Por favor escríba un correo a: jenny.g@minluznaciones.org

Si está buscando un lugar donde congregarse y crecer en la búsqueda del Reino de DIOS y su justicia en Bogotá - Colombia, le invitamos a la ICC JESUCRISTO REY DE Reyes en la Av. Boyacá #44C-36 Sur Barrio Delicias. Domingos 8:00 A.M. y 10:30 A.M.



Acerca del Ministerio

MINISTERIO INTERNACIONAL LUZ PARA LAS NACIONES
Ministerio Evangelístico.
Una Revelación del Cielo y el infierno a 7 jóvenes Colombianos.
Web Site oficial: www.minluznaciones.org
Soacha-Colombia

PERMISO: ¡Si! Usted puede usar nuestro material y enviárselo a quién guste sin alterar los contenidos.
No olvide mencionar la fuente: www.minluznaciones.org
¡GRACIAS!

Este mensaje NO constituye SPAM. Si desea ser borrado de la lista puede desuscribirse en cualquier momento.