Si no observa adecuadamente este mensaje, haga por favor click aquí

MINLUZNACIONES
Boletín Internacional
EKKLESÍA: LLAMADOS A SALIR FUERA-2


EKKLESÍA: LLAMADOS A SALIR FUERA-2

Estas son las jornadas de los hijos de Israel, que salieron de la tierra de Egipto por sus ejércitos, bajo el mando de Moisés y Aarón.

Moisés escribió sus salidas conforme a sus jornadas por mandato de YAHWEH. Estas, pues, son sus jornadas con arreglo a sus salidas.

De Ramesés salieron en el mes primero, a los quince días del mes primero; el segundo día de la pascua salieron los hijos de Israel con mano poderosa, a vista de todos los egipcios,
(Números 33:1-3)

Recomendamos altamente antes de la lectura del presente boletín, haber revisado El Hebreo y EKKLESÍA: LLAMADOS A SALIR .

Es tremendamente interesante descubrir lo que manifiesta esta porción de las Sagradas Escrituras. Habla de "jornadas" para los hijos de Israel en relación a lo acontecido cuando YAHWEH los sacó de Egipto con mano Poderosa. Resaltar aquí que cada hijo de DIOS es un hijo de Israel, de manera que lo descrito en la Palabra de DIOS es la historia de cada hijo Suyo respecto al testimonio del SEÑOR JESUCRISTO. Así que lo que está revelando la Escritura señala que cada hijo de DIOS transita en EL Camino a través de Jornadas y Sazones que el Padre en su Sola potestad entrega.

Así que Moisés escribió LAS SALIDAS conforme a los tiempos por mandato de YAHWEH. Notar aquí que los HIJOS DE ISRAEL salieron el segundo día de la Pascua, es decir depués de haber ungido su casa (Dinteles, columnas y umbral) con las Sangre del Cordero y después de haber comido el Cordero Pascual. ES el sacrificio del CORDERO de DIOS quien redime a los primogénitos de DIOS y es el sacrificio del Cordero de DIOS en el madero quien con la entrega de su carne y sangre habilita la salvación, la liberación, el perdón de los pecados y la salida hacia una vida nueva! (un nuevo nacimiento). Nadie puede ser verdaderamente libre de EGIPTO (Poder del Pecado), ni del Faraón y su ejército (el enemigo, potestades, huestes,etc) si no ha nacido de nuevo, si no conoce a CRISTO!!.

Pero si un hijo de DIOS está en CRISTO y CRISTO en ÉL, en el Camino tiene la directriz a Salir de Egipto y de cada uno de los sitios o lugares espirituales donde había estado preso!. Pues CRISTO le ha sentado en lugares celestiales juntamente con EL!, así que es en el espítitu donde se opera la libertad!.

Egipto queda atrás. Se deja a Egipto. Pero además de salir de Egipto también es necesario sacar a Egipto de las vidas! y eso se hace en el Camino.

1- Los cuidados del SEÑOR:

Leemos en Éxodo 13:17-22: “ Y luego que Faraón dejó ir al pueblo, Dios no los llevó por el camino de la tierra de los filisteos, que está cerca; porque dijo Dios: Para que no se arrepienta el pueblo cuando vea la guerra, y se vuelva a Egipto. Mas hizo Dios que el pueblo rodease por el camino del desierto del Mar Rojo. Y subieron los hijos de Israel de Egipto armados”

FIG.1. RUTA DE ISRAEL HACIA EL MAR DE SUF (ROJO): SALIENDO DE ETAM y SALIENDO DE PI-HAHIROT

El Padre Celestial es Padre Bueno. ÉL tiene especial cuidado de cada uno de Sus hijos de tal manera que como SEÑOR, ÉL dirige el Camino. Y para cuidar a los suyos y en lugar de exponerlos a derrota, prepara un camino más excelente, que aunque largo, se consolidará en el mejor entrenamiento y escuela del Espíritu: EL DESIERTO. DIOS REVELA QUE HAY UNA GUERRA y hay enemigos que derrotar, por lo cual ha decidido entrenar, formar, conformar a Sus HIJOS.

Antes de entrar a la guerra el pueblo debe ser entrenado; porque es que de lo que se trata es de una guerra; hay un conflicto inmenso y de lo que se trata es de tomar posesión, pero entonces el Señor tiene que entrenarnos y no nos lleva directamente a pelear con los gigantes de Canaán, sino que nos va introduciendo, pero no de golpe, sino de a poco hacia el desierto, cada día como el crecimiento de un bebé en el vientre nos va entrenando para que seamos soldados y que después de haber pasado las experiencias estemos ya preparados para poder entrar a la guerra.

 

Salieron de Sucot y acamparon en Etam, que está al confín del desierto.
Salieron de Etam y volvieron sobre Pi-hahirot,
que está delante de Baal-zefón, y acamparon delante de Migdol.

(Números 33:6-7)

Salieron de Pi-hahirot y pasaron por en medio del mar al desierto,
y anduvieron tres días de camino por el desierto de Etam, y acamparon en Mara
(Números 33:8)


Partieron de Sucot y acamparon en Etam, a la entrada del desierto.
YAHWEH iba delante de ellos,
de día en una columna de nube para guiarlos por el camino,
y de noche en una columna de fuego para alumbrarlos,
a fin de que anduvieran de día y de noche.
Nunca se apartó del pueblo la columna de nube durante el día, ni la columna de fuego durante la noche.”

(Éxodo 13:20-22)

PI-HAHIROT: HARTARSE EN LA GARGANTA-RENEGAR, ALTANERÍA: COMIENZA A MOLDEAR LA SOBERBIA Y MURMURACIÓN

“Habló YAHWEH a Moisés y le dijo:
«Di a los hijos de Israel que regresen y acampen delante de Pi-hahirot, entre Migdol y el mar,
enfrente de Baal-zefón. Acamparéis frente a ese lugar, junto al mar. Y el faraón dirá de los hijos de Israel:
“Encerrados están en la tierra; el desierto los ha encerrado”. Yo endureceré el corazón del faraón, para
que los siga; entonces seré glorificado en el faraón y en todo su ejército, y sabrán los egipcios que yo soy
YAHWEH». Ellos lo hicieron así.”

(Éxodo 14:1-5)


“y dijeron a Moisés:
-¿No había sepulcros en Egipto, que nos has sacado para que muramos en el desierto?
¿Por qué nos has hecho esto? ¿Por qué nos has sacado de Egipto?
Ya te lo decíamos cuando estábamos en Egipto: Déjanos servir a los egipcios,
porque mejor nos es servir a los egipcios que morir en el desierto.”

(Éxodo 14:11-13)

Una estrategia de Dios y las experiencias del pueblo

Moisés había sido entrenado por Dios como militar cuarenta años en la corte de Faraón y después Dios lo entrenó otros cuarenta años en el desierto, justamente era porque cuarenta años después tenía que andar con el pueblo. Entonces fíjense cómo Dios hizo algo dirigiendo a Moisés, que fue una estrategia tanto de Dios como de Moisés; porque era Dios usando a Moisés, una estrategia que parecía una locura, (era una sorpresa que Dios estaba tendiendo a los egipcios). Ellos no tomaron la ruta normal, la ruta directa de este camino que va a “Palestina”: el camino al país de los filisteos, y tampoco tomaron esa ruta directa de Ramesés a Sucot bajando.

Ellos bajaron después; ellos se regresaron hacia arriba, por eso dice que “volvieron hacia Pi-hahirot”. Eso fue una cuestión misteriosa, porque los egipcios decían: Bueno, seguramente toman la línea de los filisteos, que va hacia Gaza, la franja de Gaza que ahora va hacia los filisteos, o toman directamente la línea del sur; la línea del Sinaí. Pero Dios hizo una obra misteriosa y confundió a los egipcios y les venció. Pero, claro que mientras Dios le estaba haciendo este plan en contra de los egipcios, el pueblo estaba en esa frontera estaba experimentando algo para conocer a Dios. Es decir, a veces parece que Dios permite que el diablo te ponga en una situación donde tú no sabes qué hacer, pero es justamente para Dios mostrar Su poder y hacer las cosas . Ese es Pi-hahirot; experiencias.



FIG.2.El Camino hacia el Mar de Juncos (Yam-Sof), vía Pi-hahirot, único en medio de una zona escarpada de muy difícil acceso y “sin retorno”.

Parecía que tomaron una dirección absurda; quedar atrapados entre los egipcios y el mar. A los ojos humanos, eso equivale a salir de las seguridades del mundo y confiarse en un Dios invisible que no conocemos y que apenas empezamos a conocer. Un creyente maduro ya ha conocido durante muchos años la fidelidad de Dios y sabe que esa es la dirección correcta, pero un creyente nuevo al principio no entiende cómo es útil tomar algunos riesgos en fe. Al creyente más maduro ya le es común que viva en la fe, pero no al creyente nuevo. El creyente nuevo no vivía de la fe, vivía de sus seguridades, de sus manejos, de sus cosas que para él eran lógicas, y ahora Dios empieza, primero, a llamarlo a salir de su tierra, segundo, de su parentela, y ahora ir a una tierra que él no conocía. Entonces esa es la tercera parte; salir de su tierra es ser peregrinos, es hacer enramadas: Sucot. Salir de su parentela equivale a Etam; pero ahora le dice sobre ir a una tierra que él no conoce, como Abraham, que dice que “salió sin saber a dónde iba”. Dios sí lo sabía.


Las vacilaciones “de los comienzos”

A Pi-hahirot en la edad media se le llamaba Airut; hoy en día en Egipto se llama Langerut, y la raíz “pi” no es una palabra hebrea sino un artículo egipcio; una palabra con sentido egipcio que significa lugar de juncos y ustedes saben lo que son los juncos en la Biblia; dice que son como las cañas que ondean a merced del viento. Es el lugar de los juncos, es el lugar de las vacilaciones.

Cuando el Señor decía de Juan el Bautista: “¿Acaso ustedes creen que Juan el Bautista es un hombre llevado por los vientos, una caña sacudida por el viento?” No. Por otra parte, por eso Dios le cambió el nombre a Simón y le puso Pedro, para que dejara de ser una caña meneada por el viento y llegara a ser una piedra, una roca.

Pero un junco es una caña meneada por el viento, y eso es lo que representa Pi-hahirot; esa experiencia de vacilación, una experiencia de duda. ¿Será que estoy bien o mal? ¿Será que me metí en algo que no era?

“Di a los hijos de Israel que den la vuelta y acampen delante de Pi-hahirot, entre Migdol (lo que significa torre)
y el mar hacia Baal-sefón; delante de él acamparéis junto al mar”.

Baal-sefón era el dios de esa región de Etam, que en el idioma de los edomitas y en el idioma egipcio se llama Baal-zefón; ya que de zefón pasa a zegón, ya en Gaza, especialmente ahí se le llama Dagón y después Baal-zegú o sea Belcebú. Ahí les toca a ellos enfrentarse a Belcebú; tienen que acampar en un lugar donde allí está. En Migdol (la torre) estaba nada menos que el templo de Baal-zefón; es decir, Baal-zefón era el lugar, y Migdol, donde estaba el templo de Baalzefón, también a veces le llaman Baala-zefón, o sea en femenino, o a veces en masculino se refiere a Belcebú, el señor de las moscas, ese príncipe satánico.

Entonces allí vemos la experiencia que ellos tenían que enfrentar; la resistencia del maligno, la conjunción de malignos, las vacilaciones, las cavilaciones meneándolos de un lado para el otro. Ese es Pi-hahirot, una situación creada por Satanás.

Pero el Señor hizo eso a propósito, y aquí dice por qué lo hizo. “Di a los hijos de Israel...”; es Dios el que dirige las cosas así; Dios es quien a veces hace que pases por una experiencia donde te ves obligado a conocer a Dios. Antes no estabas acostumbrado a ver lo celestial, vivías en lo natural, en lo común y corriente, en una situación que tú podías manejar; en todo te iba bien, pero ahora me hice cristiano. ¿Por qué Dios permite esto? ¿Será que me equivoqué? Entonces empiezas a tener unas experiencias donde Dios mismo te conduce a ellas para Él hacerse conocido. El propósito es Dios mostrar que cuando todo parece que está en contra de ti, alguien que tú no estabas acostumbrado a que metiera la mano, metió la mano a tu favor!. Todas esas son experiencias de la frontera, de los comienzos.


Dios lucha por nosotros

Es Dios quien habla aquí, Dios es el que dice “Di a los hijos de Israel que den la vuelta...”, o sea que se tornen; tienen que subir de nuevo arriba a Pi-hahirot, dar la vuelta. Son movimientos erráticos; seguramente los egipcios habrán pensado: ¡pero éstos están locos! Van para allá, ahora bajan para acá, ahora suben para acá. ¡No, ya los tenemos seguritos! ¡Miren dónde fueron a parar, mírenlos donde están! Y allá se fueron, pero aquí fue donde el Señor agarró a los enemigos; justamente esa era la carnada de Dios. Cuando parece que el diablo te llevó al borde, allí es cuando Dios actúa y ellos son esparcidos. Esa es la carnada de Dios para los enemigos. Dice:

“3Porque Faraón dirá de los hijos de Israel: Encerrados están en la tierra, el desierto los ha encerrado”; pues el diablo los vio a ellos en una situación difícil y el diablo dijo, los he encerrado, aquí ya los tengo, aquí los tengo seguros. Pero miren lo que dice Dios: “4Y yo endureceré el corazón de Faraón para que los siga; y seré glorificado en Faraón y en todo su ejército, y sabrán los egipcios que yo soy Jehová. Y ellos lo hicieron así”.

Vemos que Dios mismo es el que está permitiendo al diablo hacer lo que es, creyendo que ya los tiene en el momento de la lucha, de la vacilación inicial, es el momento difícil; allí el diablo cree ya tenerlos. Cuando todo parecía estar en bandeja para Satanás, allí el Señor dice: YO SOY, todavía el pueblo no, todavía Israel no lo entiende bien. Pero los egipcios lo entienden muy bien; los demonios saben qué fue lo que pasó. Son experiencias fronterizas.


Y dice: “5Y fue dado aviso al rey de Egipto, que el pueblo huía; y el corazón de Faraón y de sus siervos se volvió contra el pueblo, y dijeron: ¿Cómo hemos hecho esto de haber dejado ir a Israel, para que no nos sirva?” Es la resistencia, es la lucha de los demonios para impedir el avance de los que están comenzando su caminar.

Ese es el conflicto. “6Y unció su carro, y tomó consigo su pueblo; 7y tomó seiscientos carros escogidos, y todos los carros de Egipto, y los capitanes sobre ellos. 8Y endureció Jehová el corazón de Faraón rey de Egipto, y él siguió a los hijos de Israel; pero los hijos de Israel habían salido con mano poderosa”. Allí lo que se resalta es la intervención de Dios. Cuando empiezas a salir del modo de vida natural, empiezas el modo de vida espiritual, el modo de vida de fe; donde se dan las situaciones más absurdas, ves la mano de Dios, y ya no es lo humano, ya no es lo acostumbrado. Como dijo de Moisés: “Por la fe dejó a Egipto, no temiendo la ira del rey; porque se sostuvo mirando al Invisible”.

“9Siguiéndolos, pues, los egipcios, con toda la caballería y carros de Faraón, su gente de a caballo, y todo su ejército, los alcanzaron acampados junto al mar, al lado de Pi-hahirot, delante Baal-zefón”. ¡Qué experiencia! La primera lucha. Y dice cómo reaccionó el pueblo. “10Y cuando Faraón se hubo acercado, los hijos de Israel alzaron sus ojos (se habían olvidado de la nube, se olvidaron de la columna de fuego, se olvidaron de las plagas), y he aquí que los egipcios venían tras ellos; porque los hijos de Israel temieron en gran manera, y clamaron a Jehová”. Ellos empezaron a ver los problemas que el diablo les causaba ya con el mundo, ya no sólo con la familia, sino con el mundo, con los egipcios; y es por esto por lo que los hijos de Israel temieron en gran manera y clamaron a Jehová. Quizá si no hubieran temido, no habrían clamado; a veces temieron, pero clamaron.

A veces el Señor debe permitir que pasemos por situaciones donde no sabemos para dónde agarrar, para que clamemos y empecemos a depender de Dios y no de nuestros acostumbrados manejos de siempre.

Y dice: “11Y dijeron a Moisés: ¿No había sepulcros en Egipto, que nos has sacado para que muramos en el desierto? ¿Por qué haz hecho así con nosotros, que nos has sacado de Egipto?” Clamaron a Dios, pero se van a dar cuenta que ese clamor no fue como muy convincente al principio; aquí empezaron a quejarse delante de Moisés. Note, allí está el combate. Cuántos hay que en cierto momento piensan que se equivocaron, y que lo mejor era volver, y algunos retroceden.

Es decir, empezaron a dudar, ¿por qué nos sacaste de Egipto para venir a morir aquí? Antes me iba mejor, antes no era cristiano y me iba bien, pero ahora, ¿qué es lo que me está pasando? Es que el diablo arremetió con todo, y Dios fue el que permitió eso, pero con un propósito. La persona todavía no entiende los caminos de Dios, esos son los caminos de Dios. Bienvenido, estas jornadas son los caminos de Dios.

Figuras de lo espiritual

Y extendió Moisés su mano sobre el mar; se abrió el mar y fueron bautizados en el mar. Al extender Moisés su mano, también fue Dios; pero fue Moisés al levantar su mano sobre el mar lo que hizo que Dios hiciera que el mar se retirase con el recio viento oriental toda aquella noche, y que se volviera el mar en seco y las aguas quedaran dividas. Y fue entonces cuando los hijos de Israel entraron por en medio del mar en seco, teniendo el mar como muro a su derecha y a su izquierda. Y siguiéndolos los egipcios, entraron tras ellos hasta la mitad. Solamente hasta la mitad. Los israelitas pasaron al otro lado pero los egipcios fueron atraídos para ser derribados, e Israel fue la carnada.

Fíjense que el bautismo es la identificación con el Señor en Su muerte y en Su resurrección. Fue ahí cuando Satanás mató a Jesus y quedó sin ayuda. El Señor permitió que heredásemos una condición caída en la cual tiene parte Satanás, pero cuando nos identificamos con el Señor, Satanás es juzgado en nosotros, porque lo de Satanás está en nosotros, está en nuestra carne; pero cuando decidimos entregarnos a Cristo y morir con Cristo, quien es juzgado es Satanás. Por eso el que está en Cristo juzga a Satanás en su propia carne, y aunque sienta el mal en sí mismo, dice: no estoy de acuerdo contigo; antes sí, ahora no, ahora me aborrezco a mí mismo. Señor Jesús, ayúdame. Entra Jesucristo en ti y ahora Él te ayuda a vencer lo que tiene Satanás, y Satanás es juzgado.

Es como decir que Satanás está atrapado en la carne del hombre, porque antes Satanás estaba fuera del hombre. Cuando el hombre pecó, comió del árbol de la ciencia del bien y del mal, el cual estaba fuera del hombre en Satanás, ahora está dentro del hombre. Pero ahora cuando el hombre está atraído a la cruz, el pecado es juzgado en la carne y también Satanás. Aleluyah!!

Entonces los egipcios dijeron: huyamos de delante de Israel. Ellos llegaron hasta la mitad, y en la mitad sus carros perdieron el poder de seguirlos. Entonces trataron de regresarse, porque vieron que Jehová peleaba por los israelitas. ¿No era sólo que el Señor había dicho: “Vosotros estad tranquilos porque Jehová peleará por vosotros”? De eso se dieron cuenta los enemigos. Eso es lo que quiere decir actuar en el nombre de Jesucristo; ya no eres tú solo, es Cristo en ti. Jehová pelea por ellos contra los egipcios.

“26Y Jehová dijo a Moisés: Extiende tu mano sobre el mar, para que las aguas vuelvan sobre los egipcios, sobre sus carros y sobre su caballería. 27Entonces Moisés extendió su mano sobre el mar, y cuando amanecía, el mar se volvió con toda su fuerza (como si fuera una marea alta, más alta de lo acostumbrado), y los egipcios al huir se encontraron con el mar; y Jehová derribó a los egipcios en medio del mar. 28Y volvieron las aguas, y cubrieron los carros y la caballería, y todo el ejército de Faraón que había entrado tras ellos en el mar; no quedó de ellos ni uno”. Miren lo que hace el bautismo; cuando nos bautizamos somos librados. “29Y los hijos de Israel fueron por en medio del mar, en seco, teniendo las aguas como muro a su derecha y a su izquierda. 30Así salvó Jehová aquel día a Israel de mano de los egipcios; e Israel vio a los egipcios muertos a la orilla del mar”.

Cuando creíste y te bautizaste, fuiste salvo. El que creyere y fuere bautizado será salvo, ya no es contado entre los mundanos sino entre los creyentes. E Israel vio a los egipcios muertos a la orilla del mar.

Es la redención la que hace posesionarse en Cristo y formar parte de Su pueblo, de Su casa, de Su Ekklesía.

“Tú los introducirás y los plantarás en el monte de tu heredad (ese es Cristo) , en el lugar de tu morada (ese es el Cuerpo de Cristo, la Ekklesía)”. Y ahora viene la tercera parte, el Reino.

“18Jehová reinará eternamente y para siempre (aparece la Cabeza, el Cuerpo y el Reino). 19Porque Faraón entró cabalgando con sus carros y su gente de a caballo en el mar (claro, el diablo se fue, dijo: aprovecho esa locura, miren donde se metieron), y Jehová hizo volver las aguas del mar sobre ellos; más los hijos de Israel pasaron en seco por en medio del mar. 20Y María la profetisa, hermana de Aarón, tomó un pandero en su mano, y todas las mujeres salieron en pos de ella con panderos y danzas”. Es a partir de aquí que se canta. “21Y María les respondía: Cantad a Jehová, porque en extremo se ha engrandecido; ha echado en el mar al caballo y al jinete”.

Qué experiencia tremenda!!. Pi-hahirot no es cualquier cosa: vacilaciones, luchas, pero al fin se toma la decisión de fe, y se anda, y el Señor comienza a actuar y comienza el cambio; comienza la experiencia de conocer la intervención todopoderosa de Dios, ser liberados del mundo y de su esclavitud al tener en quien creer y al comprobar Su fidelidad.

Es el Eterno que nos ha llevado por ese Camino y quiere constituirnos en adoradores verdaderos ante todo problema y circunstancia. Él comienza a probarnos, por lo tanto acontecen algunos eventos difíciles, Él ha decidido llevarnos por el Camino Estrecho que nos pareciera estar sin salida y en lugar de orar muchas veces comenzamos a renegar, contra el eterno, contra nuestro “líder”, contra todo lo que el Eterno ha hecho, diciendo: desde que comenzamos a orar en una forma más fuerte nos comenzó esto o ahora que me estoy metiendo con el Señor todo en mi casa está peor, mejor me hubiera estado quieto, etc. y comenzamos a pensar por encima de los planes de Eterno, sin saber que el padre Eterno está a punto de glorificarse en nosotros haciendo un “gran” milagro, pero nuestro padre es misericordioso y nos tiene paciencia; lo único que nos ordena es que creamos aunque no veamos , que avancemos, pues Él nos da la victoria.

Nos acontecen tiempos difíciles inesperados que nos intentan robar la fe, la fuerza y la esperanza, pero es allí donde el YAHWEH, nuestro padre nos enfrenta a nuestros miedos y temores del fracaso y el de perder nuestros sueños, pues el pueblo de Israel estaba ilusionado que ya estaban a punto de pasar el mar rojo (Yam suf: mar de juncos= de muchas voces, o distracciones ) y serian libres de los egipcios, pero, al ver que estaban literalmente encerrados entre los carros del Faraón y el mar, se les acabaron las fuerzas , y en lugar de orar comenzaron a renegar.

Es entonces tiempo de adorar al PADRE! y levantar se en victoria para seguir adelante en el Camino!. Sin temor, pues ÉL tiene especial cuidado de cada uno de Sus Hijos!. ÉL direccionó las Jornadas, pero te corresponde Salir y Sacar lo que no es Suyo, esto significa haced Morir lo terrenal!!. CON DIOS TODO ES POSIBLE, SIN CRISTO NADA SE PUEDE HACER!

Ven SEÑOR JESUS!!

 

Qué, pues, diremos? ¿Perseveraremos en el pecado para que la gracia abunde?
En ninguna manera. Porque los que hemos muerto al pecado, ¿cómo viviremos aún en él?

¿O no sabéis que todos los que hemos sido bautizados en Cristo Jesús, hemos sido bautizados en su muerte?

Porque somos sepultados juntamente con él para muerte por el bautismo,
a fin de que como Cristo resucitó de los muertos por la gloria del Padre,
así también nosotros andemos en vida nueva.



Porque si fuimos plantados juntamente con él en la semejanza de su muerte,
así también lo seremos en la de su resurrección;


sabiendo esto, que nuestro viejo hombre fue crucificado juntamente con él,
para que el cuerpo del pecado sea destruido, a fin de que no sirvamos más al pecado.


Porque el que ha muerto, ha sido justificado del pecado.
Y si morimos con Cristo, creemos que también viviremos con él;
sabiendo que Cristo, habiendo resucitado de los muertos, ya no muere; la muerte no se enseñorea más de él.

Porque en cuanto murió, al pecado murió una vez por todas; mas en cuanto vive, para Dios vive.

Así también vosotros consideraos muertos al pecado, pero vivos para Dios en Cristo Jesús, Señor nuestro.

No reine, pues, el pecado en vuestro cuerpo mortal, de modo que lo obedezcáis en sus concupiscencias;
ni tampoco presentéis vuestros miembros al pecado como instrumentos de iniquidad, sino presentaos vosotros mismos a Dios como vivos de entre los muertos, y vuestros miembros a Dios como instrumentos de justicia.

Porque el pecado no se enseñoreará de vosotros; pues no estáis bajo la ley, sino bajo la gracia.
(Romanos 6:1-14)


CRISTO LUCHA POR SU ESPOSA Y A SU FAVOR: SÉ SU ESPOSA!!

Que el Padre Celestial te siga bendiciendo,


minluznaciones.
Bajo la Cobertura de JESUCRISTO.

Bibliografía:
- BIBLIA Reina Valera 1960.
Inspirado complementado y actualizado del escrito por Gino Iafrancesco. El libro de las Jornadas.

Anuncios:

1. AYUNEMOS!.
2. ARREPENTIMIENTO - ORACION CONTINUA POR COLOMBIA.

3. Oremos por  Israel, Colombia, USA, Alemania, Cuba, Venezuela, Nicaragua, Guatemala, México, Perú, Ecuador, Francia y todas las naciones. Estos son tiempos en donde la misericordia de YAHWÉH se ha extendido para tomar la decisión y Volver al CREADOR; son días del desencadenamiento de los juicios para los moradores de la tierra más terribles de todos los tiempos. Es hora de Volver a CRISTO!

Descargue absolutamente GRATIS todas las series Devocionales, haciendo click aquí
Descargue GRATIS los Estudios de Israel, haciendo click aquí

Acerca de:
About 

EVANGELIZA, COMPARTE LA PALABRA DE DIOS!:

1. Este el tiempo para compartir a JESUCRISTO, Su Palabra y este testimonio con los suyos, en su CASA, Congregación, su comunidad, barrio, colonia, etc. y/o ciudad.

2. El testimonio de la Revelación de JESUCRISTO en el Cielo y el Infierno, los boletines, los devocionales y todos los materiales  en los sitios web:www.minluznaciones.org y www.razaactiva.com son COMPLETAMENTE dados de GRACIA y están completos para descarga completa y libre USO. Favor abstenerse de pagar ó comercializar con éstos.

Acerca del Servicio a JESUCRISTO:

LUZ PARA LAS NACIONES
Una Revelación de JESUCRISTO del Cielo y el infierno.
Web Site oficial: www.minluznaciones.org

PERMISO: ¡Si! Absolutamente.
Por favor retransmita todo este material fundamentado en la Palabra de YAHWEH y enviélo a quien guste,
sin alterar los contenidos ni cobrar alguna retribución (de carácter comercial o cualquier otro). Suministrelo de Gracia...
¡GRACIAS!